sábado, noviembre 12, 2016

SOBREVIVIR A CUESTAS por EDUARDO J. FARIAS ALDERETE


    Los transeúntes y los que silban distraídos
    Los despreocupados que abandonan su teléfono,
    MIENTEN...
    Mentira los credos y sus esclavos, las luces
    Y toda la Ilustración
    Mentira los capitales, las insignias y
    las catedrales .
    Los tiempos, los plazos y las playas
    Mentira, mentira y más mentira
    Los cielos, los infiernos y la muerte
    Se miente respirando y bebiendo
    Mienten “las personas que se sientan”
    Que se levantan y se rebelan,
    Las que resisten y las que se peinan
    Miente “el desconocido y su señora”
    La ciencia, el arte y la religión
    La altura, el ancho y la mecánica cuántica
    El gato de Schrödinger y Kierkegaard y Nietzsche
    Y Descartes y los griegos y los polacos
    Y los aparecidos, todos, todos mienten
    La mentira es pabellón, estandarte y plaza pública
    Mentira, tu vergüenza más oculta
    El espejo miente su miseria de mimo
    Miente el sacerdote y el confesionario
    Los libros y los testimonios, la turba y el solitario
    Miente el poeta, el abogado, el físico y el bibliotecario
    El eterno viajero y su sombra y el tarot
    El Ejército, mil cristos, Budas, Mahomas y Profetas
    Mentira el amor y todas sus parafernalias
    Los bautismos, las catarsis y edificaciones
    Porque todo turba el pobre espíritu
    Miente el alma y miente el corazón
    Mentira colapsada, mentira desatada
    Mentira rematada, mentira soñada
    Y mentira hecha versos, mentira arrojada
    Y mentira carroñera,
    mentira bala alojada en el tambor del revólver
    y la más mentira de todas
    Mentira sapiente y la mentira necia
    Los cantos, las notas y los acordes
    El que mata, el que salva y
    el que enciende un cigarrillo,
    el nativo y el emigrante
    MIENTEN
    No existe el alcohol ni el agua ni el aire
    Ni la tierra porque es mentira
    Mentira el plástico y los números
    Miente el que lee y el que escoge
    El que ríe y miente el que llora
    El que jura y el que justifica
    El que capea el frío de la calle
    El que camina y cojea de su pie derecho
    El que escala montañas y baraja naipes
    El que entra, sale y permanece en su esperanza
    Mentira, mentira y más mentira
    Miente el puñal que encaja
    perfecto en el pecho,
    la lujuria y la clepsidra
    Mentira la electricidad y el océano
    El hermano, el sobrino y el prójimo
    El escarlata y el azul cobalto,
    La imagen y los óleos
    El rigor mortis y los géneros
    Porque en eso se cimenta el mundo
    Así gira el planeta y por lo mismo
    Aún puedo sonreírte,
    Cada vez que te vea por mi camino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...