viernes, septiembre 20, 2013

EPITAFIO PARA MI TUMBA por ALFONSINA STORNI


Aquí descanso yo: dice Alfonsina
el epitafio claro al que se inclina.
Aquí descanso yo, y en este pozo
pues que no siento, me solazo y gozo.
Los turbios ojos muertos ya no giran
los labios desgranados, no suspiran.
Duermo mi sueño eterno a pierna suelta;
me llaman y no quiero darme vuelta.
El verano mis sueños no madura,
la primavera el pulso no apura.
El corazón no tiembla, salta o late,
fuera estoy de la línea de combate.
¿Qué dice el ave, caminante?
Tradúceme su canto perturbante:
"Nace la luna nueva, el mar perfuma,
los cuerpos bellos báñanse de espuma.
Va junto al mar un hombre que en la boca
¡leva una abeja libadora y loca:
Bajo la blanda tela el torso quiere
el otro torso que palpita y muere.
Los marineros sueñan en las proas,
cantan muchachas desde las canoas,
Zarpan los buques y en sus ciaras cuevas,
los hombres parten hacia tierras nuevas.
La mujer que en el suelo está dormida
y en su epitafio ríe la vida,
como es mujer grabó en su sepultura
una mentira aún: la de su hartura".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...