lunes, abril 26, 2010

LOS PROCESOS DE MOSCU I









Los Procesos de Moscú es un proyecto musical de largo aliento, cuya intención es realizar un viaje por los sonidos que marcaron a Chile desde el 11 de septiembre de 1973 hasta nuestros días, uniéndolos sobre una base de música electronica y/o experimental.

El volumen 1, justamente se ocupa del día 11 de septiembre de 1973. Como se puede apreciar, los nombres de los tracks están tomados de la misa canónica de réquiem.

Para grabarlo en CDs de audio, los tracks 1-11 constituyen el disco 1. Los siguientes, el disco 2.

El volumen 2, se ocupa del período entre el 12 de septiembre de 1973 y julio de 1978. Los tracks se ordenan inspirados en la Pasión según San Juan de J. S. Bach.




*Para escucharlo clickea el título

miércoles, abril 21, 2010

INGENIERIA DE VIDA DE MARIANO CANTORAL: ENAJENACION TECNO-URBANA EDUARDO J. FARIAS ALDERETE




Cinosargo Ediciones presenta este poemario del guatemalteco Mariano Cantoral*. Asombra el peso específico de sus breves poemas. La forma la mayor de las veces sincronizada con el fondo, nos lleva a temas contemporáneamente familiares, nos sondea en el misterioso arte que los poetas poseen de polarizar y retroalimentar el espíritu del lector.

La enajenación no la asistimos como en el sentido “locura” sino como una “transferencia” de imágenes donde las palabras a veces técnicas a veces cripticas para el lector común son el superconductor del habla poética de Cantoral. Como en el poema IX “Glóbulos”:

“Infinitos glóbulos nucleares
Como las bombas en las mil guerras mundiales
Transitan por nuestras venas
O analógicos xilemas verdosos
Infinitos glóbulos sobrellevamos
Nos sumergen, nos naufragan
Los bautizamos glóbulos blancos
Los disfrazamos de virulentos besos trasnochados
A veces propaganda”

Además del poema XXIV, “Mitosis Corporal” (fragmento):

“Supón que mi brazo
Es una célula madre
Que de tanto que te gusta
Quieres obtener muchos a partir de él
Entonces supón que soy un cromosoma
Los que se unen primero en la mitosis…”

Encontramos aciertos en el ritmo que a veces se vuelve destemplado y otras tantas nos asalta para que entremos en su juego, una especie de doble enajenación en el que parece disolverse el ego poético en las imágenes que se vuelven nuestras.

Las aliteraciones son parte de ese juego como en el poema XI N (fragmento) :

“Noticieros que no nos niegan nada
Ni ningunean nuestra negligencia de narcisistas
De neófitos de la nebulosa
De nepotistas de la nada.”

Donde se pierde la enajenación y se torna en más humano ese descarnado ver del cosmos urbano lo presenciamos cada vez que el yo lírico se refiere a una determinada “hembra” su hembra y compañera, atávica ancla en que su espíritu pide refugio ante la deshumanización de una realidad envolvente. De ello resulta que nos emparentemos aún más con los sentires del poeta.

En una apreciación personal más intimista, me recuerda a ciertos tópicos en las lirica Techno Industrial o Future Pop, aunque esto pueda quedar en tela de juicio.

Ingeniería de Vida, resulta un poemario interesante y perfectible, en el que una serie de versos apropiados nos llevan de la mano a un espejo en que nos reflejamos las no menos de las veces como partícipes de una enajenación tecno urbana global.



*Para obtenerlo clickea el título.

lunes, abril 19, 2010

Procesos de Moscu 2 (2010)







Los Procesos de Moscú es un proyecto musical de largo aliento, cuya intención es realizar un viaje por los sonidos que marcaron a Chile desde el 11 de septiembre de 1973 hasta nuestros días, uniéndolos sobre una base de música electronica y/o experimental.

El volumen 2, se ocupa del período entre el 12 de septiembre de 1973 y el 24 de julio de 1978. Los nombres de los tracks, están inspirados en la Pasión según San Mateo, de J. S. Bach.

En el caso que se quiera grabar en CDs de audio, el album consta de 6 discos, que se distribuyen así:


Disco 1: Tracks 001 al 016
Disco 2: Tracks 017 al 037
Disco 3: Tracks 038 al 057
Disco 4: Tracks 058 al 077
Disco 5: Tracks 078 al 096
Disco 6: Tracks 097 al 119

Agradecimientos a Konsum Produkt y a Mesa Mutante 9, por las valiosas sugerencias y aportes.


(Para escuchar, clickea el titulo)


http://ia331233.us.archive.org/2/items/Procesos_de_Moscu_2/

domingo, abril 18, 2010

EL COLECTIVO IMAGINARIO NUEVA NORTINIDAD por Rodrigo Ramos Bañados





La Nueva Nortinidad o NN, es como dice Juan Luis Castillo, escritor, un colectivo imaginario pues no tiene límites territoriales seguros. Lo decía Daniel Rojas Pachas, poeta ariqueño y gestor de la revista virtual Cinosargo, puede ser una parte de Perú hasta acá, pero no está claro. La NN se centra en un eje imaginario cuyas coordenadas son las letras. A pesar de haber temas y un contexto que los define, no hay restricción.
La NN surgió el año pasado, tras la participación de Antofagasta en la Feria del Libro de Santiago, por un grupo de escritores locales que no se sintieron representados ni convencidos por la manera como se representó a Antofagasta en esa actividad.
El objetivo de este grupo de escritores es poner en el debate ciudadano y rescatar a través del arte en su globalidad, temas que cruzan a las ciudades del norte y de los cuales en muchos casos no han sido descifrados por la flojera del prejuicio, como: nacionalismo e inmigración, el diario vivir en una población periférica, el mundo de las shoperías o la nueva clase media aspiracional.
Sin desconocer la raíz minera de la identidad nortina cuyo imaginario lo han y siguen desplegando reconocidos escritores y artistas plástico, falta filtrar esta nueva realidad que puede ser sucia, incómoda o incluso no estética, pero está ahí, evidente y palpable.
En la concreto la NN prepara una serie de actividades. La primera será el próximo sábado en el balneario municipal, y consistirá lanzar al mar de manera simbólica barcos de papel confeccionados con poemas y cuentos. Según explica Kamila López, esto de echar a navegar los poemas significa desprenderse de textos y por consiguiente renovarse.
En la agenda de este año también destaca un ciclo de cine en shoperías, denominado “Cineshop”, donde en algunas shoperías se pasarán películas como por ejemplo, los “Spaghetti Western” de Sergio Leone. A futuro también se pretende exponer arte en las shoperías.
Otra actividad que está siendo coordinada a través de la DGE de la UCN, es la venida en julio de cuatro escritores de editoriales independientes de Santiago. Los escritores confirmados son: Diego Zúñiga (novela Camanchaca), Maori Pérez (novela Diagonales), Gonzalo León (editor de la Calabaza del Diablo y columnista de La Nación de Domingo) y Roberto Contreras (editorial Lanzallamas).
A lo anterior se suman talleres de poesías y cuentos, que desarrollan todos los fines de semana los poetas Alvaro López y Eduardo Farías. La NN también está en Facebook donde mantiene alrededor de 50 adherentes.

miércoles, abril 14, 2010

ESPARTANO, VUELVE CON TU ESCUDO O SOBRE EL: TOO BEER OR NOT TOO BEER? por EDUARDO J. FARIAS ALDERETE




Cuando ocurrió el terremoto al sur de Chile el 27 de febrero del 2010 jamás previmos las nefastas consecuencias que traería este hecho de la naturaleza.

La reconstrucción quizás tarde años y las zonas devastadas tendrán abastecimiento normal, como diría Carlos Pinto, el día menos pensado. A los días después la opinión pública se entero del “Desastre de Quilicura”, la planta de Cervecerías Unidas estaba prácticamente en el suelo.

Tampoco sabiendo esta noticia pudimos prever lo que vino después, el desabastecimiento del vital derivado de la cebada sería inminente a los cuatro días de impresa la noticia en el Mercurio de Antofagasta. La primera reacción de muchos fue rasgar vestiduras cual patriarca bíblico, luego, fue abastecerse lo antes posible, resultado obvio era acelerar el desabastecimiento.

Nunca llegó, mágicamente los precios de las cervezas que quedaban se elevó como espuma, las botillerías clandestinas hicieron su América, dicen las malas lenguas que cobraban hasta 3000 pesos cada una.

Pronto empezaron a verse congeladoras de botillerías y supermercados la notable ausencia de una de las cervezas más populares, la misma que llevaba el liderato en ventas: La Cerveza Escudo.

Mi relación con esta cerveza comenzó en el 2006, antes de aquel año, bebía indiscriminadamente cerveza que viniera a mis manos, desde la deliciosa Kunstmann miel hasta la desastrosa Báltica.

Comencé a salir con una compañera de carrera que sólo bebía Escudo, como es mi política habitual calcé con su gusto y comencé a beberla con profusión hasta llegar al punto en que no consumía otra, su robusto sabor es superior a las que conocía y a las que había degustado hasta ese momento. Calidad indiscutida, viril y de efectos alcohólicos notables.

La mayoría de mis amistades eran asiduos bebedores de esta marca, revisando el facebook, fotografía en que se celebraba algún evento, atestiguaba su presencia, era realmente aplastante su liderato.

Éramos consumidores satisfechos y felices.

Hasta que el siguiente titular en el Mercurio de Antofagasta del 13 de Marzo del presente año, rezaba del siguiente modo: “Crisis de la cerveza también alcanza a Segunda Región” con el subtitulo: “Quedan cuatro o cinco días de producto en comercio local”. El efecto fue espiritual similar como el hundimiento de la Atlántida para muchos y me incluyo.

Hay que verlo desde la siguiente perspectiva: el hombre común chileno y en especial el Antofagastino labora entre 44 a 60 horas en la semana, está casado con una mujer que hace tiempo abandonó la figura juvenil con la cual conquistó a su actual pareja, los partos sucesivos son directa causa, amén de desordenes digestivos y Mc Donald, visitas al mall y otras minucias, otros por turnos en mineras, sus hijos tienen pocos y nulos actos de respeto hacia él. En el mejor de los casos se da un “baño de cultura” por el optimista History Chanell, un canal cuya programación apunta directamente a infundir un extremo cariño hacia el fin del mundo y otras catástrofes menores, pero indudablemente, su placer dentro de esos avatares, es ver fútbol con su cerveza escudo en la mano o en su defecto un vaso conteniendo la misma.

La citada crisis llegó y así se empezó a migrar a otras marcas, que no llenaron el nicho de calidad y placer al cual estábamos acostumbrados.

Pero eso no es nada, la misma Compañía Cervecera que se decía en ruinas colmó los refrigeradores de las botillerías con cerveza Cristal, de una calidad menor, pronto aparecieron otras con nombres impronunciables. La consecuencia natural y obvia fue una brusca alza de precios. Así las cosas, el regreso de la Escudo se corporizó en un pack de seis latas de 470 cc cada una. Se hizo voladera el stock, a pesar de qué su precio era : 4000 pesos!!

No quiero parecer conspiranoico, aquellos que en todo ven a los illuminati, al Haarp, a los reptilianos y otras lacras de difícil comprobación empírica, temas de conversación vacía y rodeada de cerveza, PERO, me huele a una injusta estrategia comercial que juega con la espiritualidad de una nación, a los bolsillos de la clase baja , la clase media y un eventual manejo indiscriminado de los precios.

Me huele al “Incendio del Reichstag” de la cerveza.

Se levantarán aquellos que me llamaran alarmista y exagerado, PERO, hay un caso inolvidable de algo similar: no recuerdo el año preciso pero el cigarrillo de mayor consumo era el Belmont Light de 20. De pronto y sin mediar terremoto alguno Antofagasta se vio desprovista de esta marca ,apareciendo mágicamente el Pall Mall, tratando de llenar su nicho. Se logró y ahora esta marca tiene su sitial en la población.

Ahora algunos dirán a los que salen a proveerse de Cerveza: “Vuelve con tu Escudo o…”

“Bipolar en el último patio” de Antonella Cuevas por Ana Montrosis






Esta es la primera novela publicada por Antonella Cuevas Zambrano. Ganadora del 1ª lugar género novela en el XIV concurso municipal “Romeo Murga “2007, San Bernardo.

Escrito en forma de diario de vida; fluído, detallista y profundo, la autora nos presenta Bipolar en el último patio. Elisa la protagonista de este libro, es una mujer bipolar que pasa unos meses hospitalizada tras atentar contra su vida. Al hacer un recorrido por esta historia a momentos dolorosa y en otras extremadamente reflexivas, podemos de alguna manera imaginar como esta enfermedad es un callejón oscuro y frágil, por donde la protagonista transita y generosamente nos relata desde el inicio todas aquellas habitaciones que de una u otra forma llegan al final de la casa, al último patio.

La prosa narrativa de Antonella trae a su haber una pluma pulcra, una péndola que se desliza sutil y tenaz y que hace a la hablante concentrar un conjunto de preguntas y respuestas en las que nos insta a participar, como si la narradora supiera exactamente que estas habitaciones monográficas se igualarán a nuestros patios, a esos que ocultamos, o a esos que no regamos porque es difícil hurgar entre tanto matorral.

No sólo en el coloquio la enfermedad se ovilla, también lo hace en sus tonos, en la poética que se deja caer con sus recurrentes imágenes y en aquellos monólogos donde Cueva logra un clímax conmovedor.

En Bipolar en el último patio las conversaciones de la protagonista rondan desde una mosca, “Anita” su mascota a quien intenta domesticar hasta reencontrarse con la ingratitud que provoca la hostilidad del pasado en su yo presente.

Me atrevo a señalar que el lector no se desliga tan fácilmente de estos párrafos y puede que también niegue algunos de estos síntomas, porque el puede y no puede recurrir a estos mismos pensamientos con sus más diversas sensaciones, así como también acompaña a la protagonista, Elisa en su indisoluble dolor y en su posterior recuperación.

Se abre, entonces un nuevo libro para la literatura Chilena, una nueva escritora que aborda una temática contingente, desbordante y sobrecogedora como lo es “Bipolar en el último patio”.


San Bernardo, Abril 2010

martes, abril 13, 2010

MAIAKOVSKI. NUBE EN PANTALONES: “EL VIGOR EN LA POESÍA” (PRIMERA PARTE) por EDUARDO J. FARIAS ALDERETE


(texto íntegro en este blog)

Vladimir, alma poética, vigorosa, altisonante. Unido a los primeros pasos de la revolución de Octubre del 17 se torna en un poeta aún mas refractario y revolucionario que antes de este suceso. Destacó en el Futurismo. Con el tiempo se desencantó con el nuevo régimen proletario extremadamente burocrático, denotándose en sus poemas tardíos y dramas como “El baño”.

“La poesía es un arma cargada de futuro” decía Celaya, y en Maiakovski se vuelve arma profética tanto en la realidad de su nación como en su vida privada. Ambos aspectos se entrelazan formando el corpus de una poética apasionante.

La Nube en pantalones. Es uno de sus poemas escrito entre 1914 a 1915. Desgarrador y extenso es uno de los más representativos. No analizaremos otros poemas señeros como: La flauta de las vértebras, 150.000.000 o Conversación con el inspector fiscal sobre poesía.

La Nube en pantalones consta estructuralmente de cuatro partes, más una al comienzo a guisa de introducción en comienza su labor provocadora:

“A vuestros pensamientos
Que sueñan sobre sus sesos reblandecidos
Como un gordo lacayo sobre un sofá grasiento
Quiero irritarlos
Con un jirón sangriento de mi corazón
Me burlaré hasta hartarme, mordaz y atrevido”


Esta poesía es de hombres fuertes, robustos, no es para espíritus débiles. Enfrentar la diatriba del dolor, con el oído presto, el hombro y el alma.

“Los delicados
Tocan el amor con tiernos violines!
Pero el rudo se sirve de timbales.”

Y comienza la primera parte. Se declara el delirio. Uno que comienza en Odessa. Se encuentran, el hablante lírico y María. Mujer que no asiste a la cita y la conmiseración ataca de manera alevosa:

“Nadie podrá reconocerme ahora:
Esta mole musculosa
Gime
Se retuerce
¿Qué querrá esta mole?
Pues esta mole es mucho lo que quiere”

El dolor hace mella y aquí comienza este proceso que Nietzsche dice que robustece, esta angustia provocada por María, es un veneno que no mata pero fortalece. Enronquece la voz dolida, colma la copa del alma de frenesí, mezcla de dolor, desazón e ira.

“Y me tienen
Enorme
Doblado en la ventana
Fundiendo con mi frente el hielo del cristal.”

El desamor exige reciedumbre en el sentir. No hay otra respuesta que dar .
“La medianoche, apuntándome con un cuchillo
Me alcanzó
Me apuñaló
(Te lo tienes merecido)
Y cayeron las doce
Como la cabeza de un condenado al cadalso.”

Nótese lo descarnado de la visión, la personificación de una hora determinada.
El estruendo fatal de la caída del tiempo. El tiempo es enemigo del afligido. Y se puede esgrimir como argumento, que “cura heridas”, pero el afligido no tiene oídos para esas comprobaciones.

“Entraste tú,
Rotunda como un “ahí tienen”
Torturando la gamuza de tus guantes
Dijiste:
“¿Sabe usted?
Me caso.”

¿Qué tiene? Cásese
No importa.

Resistiré
¿No ve lo tranquilo que estoy?
Como el pulso
De un difunto.”

El desdén femenino puede en un juego de pulsación (gallitos) superar todo obstáculo. Ante ello, sólo la frialdad y la distancia interpuesta es natural respuesta a tal dilema. Eso lo sabe el hombre como género y como individuo. Pero la indiferencia femenina corroe como el peor de los ácidos. Acción y reacción:

“Y ya siento que
Mi “yo”
Me queda estrecho
Que alguien pugna por salir de mi.”

Quién? El Ego poético? El verdadero yo, el hombre herido de muerte al cual quebraron el espíritu, no hay mayor desastre que ése. Se puede vivir sin esa imagen ideal que es el corazón en cuanto a los sentimientos. Pero al quebrarse el espíritu, los efectos son nefastos.

“¡ Un último grito:
Tú al menos
Clama a los siglos que me abraso!”

Apelar a la madre, una imagen intensa. La Madre como un refugio, un sanctasanctórum de todo ser humano. Que tiene en palabras del poeta la desgarradora misión de clamar por el espíritu quebrantado del hijo. Una visión horrorosa, inmerecida.

El thelos de esta primera parte , más que ser expositiva del drama en cuestión, deja patente no sólo el dolor, sino que además el grito desesperado y viril del poeta.

Algo que llama a reflexión, tomando en cuenta que se trata de un adolescente de 22 años, refleja no una inexperiencia ante los avatares del amor sino un alma ardiente que de todas maneras trata de sobreponerse ante esta ruptura.
Intuimos una cita, quizás la última, aquella decidora, en que los ex-amantes tratan; una, de terminar con la conciencia más limpia posible y el otro, atesorar las postreras sensaciones del hecho amatorio; un abrazo, un beso final.

Lamentablemente esta escrito originalmente en ruso. De otro modo podríamos analizar las cadencias, musicalidad, nitidez. Nos quedamos con esta traducción, a mi juicio, bastante aceptable con respecto a otras. Nos resta analizar el fondo del poema, trabajo ingrato, ya que sólo se aplican percepciones valóricas.

ANATEMAS o plegarias que se desplazan por Anita Montrosis




Cuando se conoce la historia, la geografía y el universo real de un amigo, los versos tocan no solo la piel sino aquel espíritu que resucita tantas veces como sea necesario. Escribir sobre la existencia personal y sobre todos aquellos demonios internos que se evaporan cuando la vida está en suspenso es tarea difícil.
René Silva Catalán poeta Sanbernardino, posee una trayectoria relativamente nueva y digo nueva porque estos versos a pesar de ser leído en el ambiente literario dentro y fuera de su comuna, se publican recién este año, (Editorial Fuga, 2010). Silva tiene a su favor un premio municipal de poesía y un recorrido no menor por los circuitos regionales. El poeta nos aporta a través de su primer libro, una sencillez literaria en lenguaje y tono que hoy se ha oficiado sin quedarse al margen por todas aquellas imágenes y símbolos que hablante siembra para luego más tarde, al finalizar la lectura, cosechar ese sabor hondo y calado que entrega ANATEMAS.

Este poemario se ha frecuentado no solamente en las calles de su ciudad, también ha girado en el norte y sur de un Chile que no se detiene ante la mirada de quien paraliza su historia, de quien la narra dividiéndola en dos partes, siendo la primera denominada IGNEA NATURA y la segunda RENOVATUM INTEGRA.

Son los versos del libro de ANATEMAS un cumulo de plegarias que se desplazan por un ciudad que ha sido el escenario de la partida de un hermano. No es fácil despedirse de un hermano sin aviso. No es fácil vestirme entre los muertos/ para tomar tus trenzas de miel / con mi lengua en delirio/ no es fácil/.

ANATEMAS, es un invocación pagana y cristiana ante aquella muerte inesperada que no es más que la defunción de nuestra fe que se topa a cada instante, con las figuras y con aquellos arquetipos, por los cuales fuimos educados. Y el sacerdote del tiempo abanica/la cicatriz desnuda/ de mi niño eterno/. Un niño que delira ante las preguntas de los que ama. Un niño que desnuda su mirada desde que abre los ojos hasta la caída gris de su ciudad poética.

René Silva construye ANATEMAS desde varios roles, es el hermano ausente, es el padre y madre herido, es el amado que busca contenerse en la amada y con aquella hija que aún lo hace soñar. Soñé /Qué le diría a la vida si nos preguntara/ si es católico o de ocultista/desayunar cada domingo temprano/en la cama / juntito los tres.

ANATEMAS, es también un duelo que se deja caer en las injustas horas de trabajo como bien lo señala en el poema LA CASONA. Palacio maquillado en la terracota loba/cumbre inhóspita de limosnas/ de tanto sarro de mentiras/pintaron la divinidad desposada/en tu piel. Silva en este duelo persistente camina pidiendo silencio y se disculpa y se despide / No me olvides hija/ sentado en el hollejo del mundo.

El poeta abre y cierra el libro para quien nace y muere un 9 de noviembre de 1982 y un 17 de marzo de 2003.En memoria de Juan Guillermo Silva Catalán.


San Bernardo, Abril 2010

jueves, abril 08, 2010

POETAS AFICIONADOS DE ANTOFAGASTA SEGUN LA FABULOSA M.M.

LA REALIDAD SEGUN LA FABULOSA M. M.

El escritor exitoso (pura humildad, somos la megafamilia) por Juan Luis Castillo Yupanqui




Te va súper bien
Y has sido solidario de una forma menor
Sólo cuando se trata de tus intereses
Siempre y cuando algo suceda contigo
Esto quiere decir: jamás leerás en serio al que te sigue
Nunca podrás reconocer a un hermano que se parece a tu padre
Y eso si es tamaña estupidez: nunca quisiste conocer a tu padre
No lo odiabas, tampoco lo querías:
el secreto del éxito es tu propio reflejo
Pero sí que leías a los que se parecían a tu padre
Todo lo freak, y lo que quedó de bukoski
Nadie caerá por estas palabras
Ni la vida de nadie cambiará
Pero sí estoy completamente seguro de algo:
tu éxito es el reflejo de tu soledad de niño
Que bien por la gente que quieres
Porque de seguro no se parece a tu padre.

miércoles, abril 07, 2010

Capitulo 10 de Kalule de Rodrigo Ramos Bañados.






Por necesidades de la empresa despidieron a Magda, según el breve documento. Un ambiguo papel. En algún momento Magda lo esperó con ansias -para tener una excusa de largarse-, como también le hirió su orgullo: no destacó como ella quería en la redacción del diario. Simple: no tenía dedos para el piano, según el tajante juicio del jefe de redacción. Su error, si se puede calificar así, fue no salir con él. Pablo -de unos cuarenta años y que aquella tarde de la invitación tenía la corbata celeste sucia con palta- agarró el teléfono y a viva voz, para que todos escucharan en la oficina, canceló la habitación en un hotel de Iquique. No había nadie al otro lado de la línea. La mayoría atinó a reír. Magda quiso insultar a Pablo y después al resto, pero el sonido de su celular la rescató. A los minutos regresó sonriente, y siguió trabajando como si nada. Ella no escuchaba.

Magda, la triste de historia de una mina acosada.
Así encabezó Milton el mail que le envió, después de hablar con ella por teléfono.
Le dijo que tuviera fuerza y que por ahora se aguantara. Cerró con la canción “Nos veremos otra vez” de Serú Giran. Milton se la envió como corolario para hacerla llorar. No se equivocó.

En el pueblo había cuatro medios de comunicación: el diario y tres radios. Las radios, todas con frecuencia AM, mantenían a tres locutores –ancianos- que trabajaban por amor al arte. Dolly era auditora de las radios Condell y Municipal. Odiaba la radio El pueblo pues Tito Mercado, el locutor, hablaba pestes de su marido. Tito Mercado estuvo preso después del golpe militar del 1973. Allí conoció el mal trato del entonces sargento Ogalde. Luego lo trasladaron al campo de prisioneros de Pisagua.
Mercado, a través de la radio, ajusticiaba a los milicos. Hasta su muerte –dijo- les daría la pelea. Tenía 75 años y no estaba bien de salud. A veces se perdía por semanas, tiempo en que la radio no funcionaba. Le habían matado a un hermano. A él, le sacaron varios dientes a culatazos. Una operación en Tacna le había regresado la sonrisa.
En los días que hacía radio –transmitía desde su casa-, a las 12 horas, Mercado repetía la Cantata Santa María de Quilapayún, y después se largaba con el último discurso de Allende. Terminaba maldiciendo a Pinochet y a Merino. Después repetía los nombres de todos los matones del pueblo entre ellos los maricones –pronunciaba remarcando las sílabas- de Ogalde y Valverde. .

-¿Quieres terminar trabajando con el viejo loco de Mercado?- le dijo Villarroel, uno de los periodistas, en el pasillo donde habitualmente se reunían a fumar.
-Ese huevón debe tener claro que no soy una puta.
-¿Cómo dices? –Villarroel apretó las cejas y miró hacia abajo.
-No te hagas el huevón Villarroel, sabes a lo que me refiero. En este diario todos le temen a ese huevón. Como si él fuera dueño de sus destinos. Todo por unas miserables lucas. Mi intención no es quedarme en este pueblo de mierda ¡Mírate tú! Llevas años trabajando en esta huevada y qué has ganado –Magda levantó la voz-, dime que has ganado en estos años ¿Acaso te subieron el sueldo o de puesto? Estás igual y hasta más feo, mírate las canas y esa pansa, terrible-
-Me tiraste toda la caballería, no seas cruel- afirmó Villarroel con una risa.
-¿Acaso no es verdad?-
-Tienes razón de algún modo, pero qué le vamos a hacer si no hay más trabajo y total, que le hace el agua al pescado.


Pablo abrió la puerta y Magda de manera instantánea bajó la vista. Villarroel se hizo el desentendido. Villarroel también se la quería tirar. Por esto prefirió buscarle el lado amable aunque Magda no lo inflara. A ella no le gustaba y no por la pansa y las canas, sino pues desconfiaba de su amistad con Pablo. Ambos se secreteaban y después se reían.

Otro acoso, tal vez menos evidente, le sucedió un par de años antes, cuando se presentó como candidata a reina del pueblo.
El alcalde y sus asesores vieron en ella, a la digna representante de la mujer del pueblo. La mayoría de las chicas del pueblo eran morenas y no superaban el metro 70 de estatura. Ella era blanca y pasaba el metro 70. No había dudas de sus posibilidades pues por alguna razón enquistada en los genes desde la época de los españoles tal vez, se daba la detestable proporción: a mayor sangre europea, mayor riqueza y mayor sangre aborigen, mayor pobreza.
Magda sin su consentimiento fue inscrita en el concurso. Le averiguaron hasta el número de carnet, por lo menos, así lo comprobó cuando revisó la ficha. No se disgustó, pero de todos modos le pareció extraño. Mientras trató de dormir aquella noche, confirmó que desde hacer rato era observada por gente que ni siquiera conocía. No era para preocuparse tampoco, pero igual era una condición que le incomodó. Calientes había en todas partes. Aquello lo asumió en el liceo. Los chicos se le pagaban como moluscos.
Mejor encendió el televisor y durmió.

-Vas como segura ganadora- le dijo el coordinador de eventos del municipio, Carlos Contreras, un antiguo conocido de su padre. Contreras se lo dijo con la expresión de quien entrega los millones de la lotería. Ella le clavó los ojos en el bolsillo de su camisa.
-Deme un cigarro mejor-
-Tan joven y fumadora. Eso está malo, muy malo- dijo Contreras- Un chica tan bella como tú debería preocuparse de su salud-
-Da lo mismo-
-¿Cómo que da lo mismo, hija?-dijo Contreras y le ofreció los cigarros y un encendedor.
-Le haré caso Contreras, éste es el último cigarro que le pido-
-No esperaba más de usted- Magda le estrechó la mano y el hombre con una sonrisa burlona, se la besó. Luego le insistió, entre otras cursilerías, que uno dama tan bella no podía estar ausente del concurso de belleza.
-¿Así?- le respondió Magda. Le pidió otro cigarro y el hombre le regaló la cajetilla.


Según Contreras, Magda mantenía cierto parecido de rostro a la actriz Gina Lollobrigida. Lo mismo opinó el concejal Gárate, un símil de Contreras pero menos cortés. Ambos fueron los principales promotores de su candidatura. Imaginaron un final feliz como un postre con la reina del pueblo metida entre las sábanas. Magda, en cambio, ni en sus más calientes sueños se le aparecieron estos dos personajes: uno grueso, de rostro cobrizo y nariz aguileña que representaba 50 años -por su pelo negro teñido- pero que superaba los 60 años y el otro, Gárate, más calvo de edad inclasificable, alto y que no tenía fama de amistoso a pesar de su condición de concejal. Magda no era tan exigente en la estética de sus parejas, bastaba mirar las fotos del padre de Isidora, pero igualmente no le gustaban mayores de 50 años y ex conocidos de su padre.
-Si tú ganas, iremos con Contreras a cenar al mejor restaurant de Antofagasta-
-¿Quiénes?
-Los tres- le dijo Gárate abriendo los ojos. De inmediato Gárate entendió el gesto de extrañeza de la chica.
-Por si tú no sabes, y no tendrías porque saberlo además, la cena en Antofagasta es una tradición del concurso- explicó el hombre.
-Entiendo- dijo Magda.

Magda no atinó cuando Contreras, con una mano en su hombro, la condujo hasta la puerta de la sala de inscripción. Los viejos le parecieron inofensivos. A ratos los comparó con un par de humoristas rechonchos que aparecían en la tele. Antes de despedirse, Contreras le dijo que era la mujer indicada para representar al pueblo, en el concurso Miss Chile.
-Primero debes ganar en aquí donde está arreglado tu triunfo. Después a la final regional en Antofagasta, donde Gárate ayudará (sí repitió Garate desde la sala) y recién desde ahí, alcanzar el concurso Miss Chile ¿Te gustaría?
-Magda le dio una mirada sumisa.
-Imagínate. La mujer más hermosa de Chile es del pueblo ¿No te parece?-

Magda encendió un cigarro y le extendió la mano, pero esta vez, la retiró antes que el hombre la besara. El hombre se quedó con una sonrisa en la boca, mientras ella abordó un taxi.

Le resultó atractivo lo del concurso, pero no se sintió con la belleza para ganar un certamen en Antofagasta, ni menos pensó en algo mayor; tampoco tuvo el ánimo pues, a fin de cuentas, los concursos de este tipo sólo servían para que una tropa de calientes le mediera el tamaño de las tetas y el culo. Sólo tengo que decir que admiro al Papa, y todo listo, le dijo, entre risas, a Dolly. No digas que admiras a tu papá, si no te descalificarán de inmediato, afirmó Dolly y luego encogió los hombres, como asumiendo el error.

-No sigas con lo de mi papá. El tema me tiene aburrida.
-Disculpa hija, se me fue nomás –Dolly repitió varias veces se me fue nomás a modo de canción.

Magda abrió la puerta de la casa y encendió el quinto cigarro consecutivo en el antejardín. En la casa de al lado sintió el ruido de una pelea de gatos. Luego un gato blanco cruzó raudo a la casa de al frente, perseguido por uno plomo. Lo siguió un negro. Milton se asomó por la ventana. Magda lo miró y le hizo una señal de cejas. Milton le dejó entreabierta la puerta de la casa.


El plan de Contreras y Gárate partiría después de la cena. Consistía en hacerla beber vino caro o champaña hasta la borrachera y después lanzarse con las manos, en una de esas Magda respondía bien a topeteo de muslo y terminaban en un trío. Si no les resultaba, los hombres se irían a un prostíbulo. De esta manera y sin tanto preámbulo varias chicas consiguieron algún trabajo en la municipalidad.
Dolly se tomó la cabeza cuando Magda le contó las intenciones de Contreras.
Varias veces Contreras salió de noche con su esposo. Decían que iban a pescar a una caleta, cercana. Al otro día, llegaban con un pescado comprado en el mercado. Dolly, sintiéndose como una imbécil, debió prepararles el pescado y servirlo entre las risas y cuchicheos cómplices de los hombres.
Dolly, en tanto, consideró de mal gusto concursar en las actividades de aniversario. Dijo que era un show de artistas chabacanos que cantaban para pagarse sus vicios. Toda su vida Dolly esperó que una ópera llegara al pueblo. Por su esto su odio hacia el aniversario que, sin importar el color político de la municipalidad, repitió el mismo show y con los mismos artistas. Total los viejos bailaban con la orquesta tropical, “Los Viking 5”, se ponían románticos con Zalo Reyes, mientras los jóvenes disfrutaban con el artista o grupo nacional con el ritmo de moda.
En el concurso de belleza, en tanto, participaban colorinches y voluptuosas chicas, la mayoría con familiares dispuestos a todo. La última coronación, por ejemplo, terminó en una riña donde tres personas –un jurado entre ellas- resultaron apuñaladas. Como castigo, el concurso de belleza se suspendió por un año. Por esto la expectación era grande en la nueva versión.

Las miradas de odio del resto de las candidatas le provocaron arcadas antes de subir al escenario. No estaba bien del estómago.
-De aquí no sales con la corona- le dijo Rosa Godoy, una bella morena, de cabello liso y negro hasta la cintura.
El gimnasio municipal estaba repleto. Luego de las candidatas se presentó el cantante Zalo Reyes -el que minutos antes y bajo la envidia de las otras candidatas le cerró un ojo-.
-Rubia de mierda- fue el aporte de Carla Mendoza, una morena de nariz respingada pero algo gruesa para un concurso como aquel.
Ni la ayuda de Contreras y Gárate detuvieron los vómitos de Magda. Las demás chicas pidieron su inmediata descalificación. Esgrimieron las bases del concurso. No se aceptan candidatas embarazadas.
Al final, Contreras y Gárate llevaron a Rosa Godoy, la flamante reina del pueblo, a celebrar al restorán de Antofagasta. Sin embargo los dos terminaron en un prostíbulo, mientras la chica terminó en una discoteca junto a su pololo que también llegó a la cena.

Magda se reencontró con Rosa Godoy.
Fue por un desfile de modelos que organizaron las esposas de los gerentes de la Termoeléctrica, con el propósito de comprar regalos de navidad para los niños pobres del pueblo.
Magda puteó al aire cuando Dolly, muy sonriente, le habló que era una de las dos chicas –la otra era Rosa Godoy, en su calidad de reina del pueblo- escogidas para modelar en el evento social más importante del año.
No era lo suyo andar como garza acalambrada encima de una pasarela, para ser examinada por las tres cirujanas, la jueza de menores, la dentista, la esposa del alcalde, la esposa del concejal Gárate y las 20 damas de la Termoeléctrica. Por lo demás, las otras modelos - todas provenientes de Santiago y Antofagasta- no se dieron el tiempo para enseñarle, sin embargo las chicas la apoyaron, a diferencia de lo que sucedió con Rosa Godoy. Esta terminó a insultos con un par de chicas de Antofagasta y el peluquero. El escándalo comenzó cuando Rosa no aguantó la burla de una modelo por su modo de caminar. Todo concluyó en una trifulca a garabatos y después a puñetes.
Luego por el diario, la madre de Rosa dijo que su hija, la reina del pueblo, la discriminaron del desfile por ser morena.

Algunos pueblerinos podían considerarse como peligrosos. En chauvinistas se resume esto. Fascistas sería mucho decir, pero los había, fascistas del norte. Como efecto de lo último pudo entenderse el fallido dinamitazo contra “el observatorio” -ubicado en uno de los cerros y que era visible en todo el pueblo por el brillo del sol contra la cubierta de zinc-. “El observatorio” era el container donde operaba la máquina de Hiromu terremotos como las filmadoras de Masaaki. Los japoneses subían día por medio. Un trayecto lo hacían en vehículo, y otro a pie. Para el cuidado de éstas contrataron a un guardia. Este impidió que se destruyeran los equipos. No obstante los chicos, todos menores de edad, dijeron que tarde o temprano iban a destruir aquella mierda de la mala suerte.

KALULE. EL NUEVO PROYECTO DE RODRIGO RAMOS BAÑADOS




Sorprende. Sus líneas nos caen como un edificio sobre la cabeza. Chile es un país sísmico por antonomasia. Que duda cabe. Cuando el National Geographic ubicó un desastre telúrico en Valparaiso, con animación y gráficas de primera, el alcalde rasgo vestiduras cual patriarca bíblico y trato por todos sus medios de censurar tal documental. Que agradezca que no lo editó History (Apocaliptic) Chanell.

Ramos ubica la acción en Tocopilla, como si las imágenes del actual terremoto nos hubiese recordado el de Noviembre del 2007. Ramos no olvida. Su proyecto de novela abarca una serie de actos que circundan un hecho mayor y capital. Cuadros de acción comunes y cotidianos, otros alucinantes que llaman a una sonrisa incrédula pero siempre satisfecha.

La trama esta armada de tal manera que las escenas van fluyendo libremente, el lector se enlaza cómodamente y sólo le resta disfrutar de un ameno relato en que se interrelacionan personajes interesantes, cada uno con una historia a cuestas pero en que el escritor no escatima en delinear su vida dejándonos a merced de una imagen concreta.

Las referencias nos visitan no como datos si no como otras escenas que nos introduce a la línea general. Nos hace parte de trama. Vemos los cerros muy cercanos a la costa. Las chimeneas, las playas los locales antiguos, las mujeres de Tocopilla, sus problemáticas fundamentales, su historia. La religiosidad en sincretismo con lo pagano, la superstición.

Esta historia no está exenta de sangre y de bajas pasiones, que tan bien retrata Ramos en sus obras.

Kalule, es un pez de mal augurio. No lo busquen. Sólo encontrarán una imagen como la de arriba, que no se ajusta a su descripción y la de un jugador de futbol que no trae mal augurio, pero si reyertas en el campo de juego. Volviendo al pez en cuestión, cada vez que llega a las costas de Tocopilla suceden desastres naturales y otros sin explicación.

Al leer nos adentraremos en las tribulaciones de un Japonés en Tocopilla, Hiromu Nakata, sismólogo, que vino a observar científicamente estos lares, se encontrará con más de un resultado que repercutirá en su vida.

Resta esperar la publicación de esta obra, compacta de buen nivel. Amena y ágil.

APARECIO NUMERO 5 DE LA ESCAFANDRA 1












CLICKEA EL TITULO

lunes, abril 05, 2010

ANTOFAGASTA por EDUARDO J. FARIAS ALDERETE





Nací en Antofagasta. Como muchos la considero mi madre, mi tierra, mi pueblo. Aquí di mis primeros pasos y espero en que el destino me permita dar los últimos. Aquí escribí mi primer poema y lo recite ante un público. Estudié en una de sus escuelas, en uno de sus liceos, el más tradicional y en su Universidad. Amo su litoral y sus cerros, su paisaje desértico y urbanizado.

¿Críticas? Las tuve, las tengo y las tendré. Es cosa de mirar y decir, fácil si no tengo el alma en otra cosa que no desear lo mejor para esta ciudad que me ha cobijado. Grandes poetas Pound, Yates, Blake, si bien no son láricos, no atacan la ciudad que los vio nacer, quizás en algunos rasgos y producto de algún desdén, desazón, despecho, etc. Que se puede criticar a su gente, obvio, se puede, pero recordando que han hecho esta ciudad a pulso y trabajo , con tradiciones y sin ellas, formada por inmigrantes, gente de pampa y del sur. Con espíritu pionero.

De Rokha, Neruda, Parra, Teillier y otros entregaron hermosos, pulidos y ejemplares poemas a sus pueblos natales, que quizás, guardando las proporciones, tuvieron los mismos puntos criticables que mi ciudad natal.

Fácil resulta atacarla, tratarla de mal modo si se tiene pobreza de espíritu, el Ego poético, NO EL POETA, no tiene como uno de sus rasgos este defecto. El sustrato real de este ente indefinible puede tenerlo, las personas caemos en “crímenes” tales que es inevitable sentir vergüenza ajena.

A mi entender: escupir sobre la cuna en que se te cobijó, sobre el plato que de alguna manera sació tu hambre, quemar tu lecho, etc. Son actos horribles sobre todo si se hace en público, aún teniendo una trayectoria destacada o una calidad moral y de vida superior a la extenso número de pobladores de esta ciudad, pero aún teniendo esas cualidades, es imposible caer en esa ignominia, ya que es inherente la virtud de agradecer al suelo que ha cobijado independiente de nuestra condición.

Desde años, creo más de una decena vengo escuchando a un respetable poeta leer un poema que siempre me causa gracia… contiene una “travesura” pueril , desmiembra silábicamente el nombre de esta ciudad Anto- fa - gasta , resulta tontamente divertido. Pero es afuerino , al parecer.

En fin a los ataques arteros esta ciudad y su gente está acostumbrada. El do ut des, siempre ha sido fallido desde la capital, se ha pensado desde finales de la década del 50 y antes, incluso de buscar una autonomía nacional , una nueva república.

Pienso , medito, y me doy con la idea de que siempre hay hijos mal agradecidos, descastados con aire de grandeza que olvidan que nuestra realidad y nuestras miserias se dan y presencian por lo ancho del mundo entero.

Llego a la conclusión que no hay mejor lugar en el universo que el hogar y mi hogar esta acá; en Antofagasta.

jueves, abril 01, 2010

CHARLES BUKOWSKI: “ ILUMINANOS, RABI!!!” por EDUARDO J. FARIAS ALDERETE





Conviví con una mujer que amaba Bukowski, en cinco años y con muchas privaciones había logrado reunir unos diez títulos, todos de narrativa. Hubo noches que nos leímos mutuamente los cuentos y novelas enteras, riéndonos, reflexionando o sólo disfrutando de esa prosa breve e incisiva.

Cuando nos separamos ella se llevó nueve. Me quedé el que era antológico y que contenía poemas.

En la narrativa las escenas de borrachera, los cuartos desordenados, las noches de música clásica, Mahler, los caballos, la cerveza, el vodka 7… historia tras historia cada una más vívida que la otra. El cinismo a lo Diógenes pegado a una botella de Moscatel, de whisky, de lo que viniera siempre que fuera alcohol.
Era tal lo cotidiano y lo doloroso que cada imagen fue materializándose en la forma de hablar, en citas célebres, (siempre he sido enemigo de ellas), frases que quedaron … “Otro perro muerto en la carretera” de la Venganza de los malditos. “Grita cuando te quemes” del cuento del mismo nombre, el que me hizo ver a Albert Camus de la siguiente forma: “Camus escribía como un hombre que acabara de darse una buena cena con bistec, patatas fritas y ensalada, todo regado con una botella de buen vino francés”.

Bukowski la encarnación contemporánea de Dionisio en el cuerpo de un perdedor, de un mortal, que amando las palabras, dejó en ellas la simiente de su inmortalidad, un Dionisio que se fue apagando con el tiempo, pero resultó ser inmortal.

Al leer surge una pregunta: ¿Hasta dónde es válido ser autorreferente en el trabajo literario?

La respuesta se halla en el documental Born into this una reunión de entrevistas en que el 95% del tiempo se encuentra en estado de ebriedad. El mito de que los ebrios dicen la verdad, se materializa. Cínico pero en el sentido filosófico. La miseria individual y la miseria como un estilo de vida. No resulta molesto compartir esa miseria, sobre todo si estás cómodo en tu cama o en tu sillón y toda la narración toma un cariz anecdótico. En varias oportunidades comulgas con el personaje. Pero algo importante sucede: Hank Chinaski, el alter-ego de Charles Bukowski, entrega de vez en cuando una frase que apela a nuestras experiencias.

Si bien he postulado por mucho tiempo que el creador lírico es una dicotomía entre el yo real y el ego poético, se rompe esta premisa ante Bukowski, la poesía para él era vida y su vida era un extenso poema.

Para algunos un Arte Poética simplona, prosaica y hasta aburrida. Para otros, señera, ligera pero contundente.

“La Justicia está en todas partes y funciona
y las ametralladoras y los billetes
y los cercos
lo demuestran”.

Algo me recuerda a Hemingway, pero no, este ebrio es único. Levantas una piedra , al menos, en la República de Chile, y habrán su par de millones de amantes de la botella adheridos a ella, pero ninguno con el talento ni con un pájaro azul dentro del pecho como Bukowski.

¿Necesitamos a alguien que opine acerca de la existencia?
¿Un ebrio que nos enseñe acerca de cómo verla?

Cada cual que responda.
Mi respuesta es NO.

Pero ahí te detienes. Al leer los versos con simpleza destemplada, hablándote directo al corazón. Una razón enjugada en alcohol en contacto con una razón lectora.

“La gente que cree en política
es como la gente que cree en Dios
sorben aire con pajitas
torcidas

No hay Dios
No hay Política
No hay Paz
No hay Amor”

De muchas experiencias recogidas en sus escritos, se rescatan algunas reflexiones, sin tener que transitar por las rutas de la miseria o quizás conviviendo con ella:

“ Cuidado Con
El Hombre Corriente
Con La Mujer Corriente
Cuidado Con Su Amor
Su Amor Es Corriente, Busca
Lo Corriente
Pero Es Como Un Genio Al Odiar
Es Lo Suficientemente Genial
Al Odiar Como Para Matarte, Como Para Matar
A Cualquiera.

Al No Querer La Soledad
Al No Entender La Soledad
Intentan destruir
Cualquier Cosa
Que Difiera
De Lo Suyo”.

El sábado pasado vi el documental, supe de las mujeres de Bukowski, las vi, en la realidad de la pantalla, su automóvil, las calles que recorría, su casa. Quizás un buen poeta, uno auténtico, sea aquel idéntico a su ego poético.

“hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí dentro, no voy
a permitir que nadie
te vea.

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero yo le echo whisky encima y me trago
el humo de los cigarrillos,
y las putas y los camareros
y los dependientes de ultramarinos
nunca se dan cuenta
de que esté ahí dentro.

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí abajo, ¿es que quieres
hacerme un lío?
¿es que quieres
mis obras?
¿es que quieres que se hundan las ventas de mis libros
en Europa?

hay un pájaro azul en mi corazón
que quiere salir
pero soy demasiado listo, sólo le dejo salir
a veces por la noche
cuando todo el mundo duerme.
le digo ya sé que estás ahí,
no te pongas
triste.

luego lo vuelvo a introducir,
y él canta un poquito
ahí dentro, no le he dejado
morir del todo
y dormimos juntos
así
con nuestro
pacto secreto
y es tan tierno como
para hacer llorar
a un hombre, pero yo no
lloro,
¿lloras tú?”


video
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...