lunes, febrero 28, 2011

DUM DUM BULLET



Para aquellos que esperan las hermosas melodías góticas de los ochenta o el rock gótico profundo y técnico de finales de los 90 o lo experimental y abierto a los estilos de comienzos del 2000 se encontrarán con una sorpresa en este álbum, es elegante consistente parejo y con atisbos más rockeros que sus últimos dos antecesores, esto se explica porque así como Grains of Sand es un LP de temas que no se integraron al excelente Carved in Sand, Dum Dum Bullet es un compilado de las rarezas y temas no integrantes de God is a Bullet. Tiene su mérito es sólo cuestión de escuchar.
Tracklist:
01 - It Don't Matter Anmyore Anyhow
02 - Refugee
03 - Room 22
04 - Chelsea Blue
05 - Acoustic Blush
06 - Thine
07 - So Many Things
08 - Still Deep Waters (Instrumenta
09 - Katya's Lullaby
10 - Aquarius & Gemini (A Capella)
11 - The Earth You Walk Upon
12 - Stranger In A Foreign Land
13 - Blush Remodel
14 - Dumb (Dambusters 617 Squadron.

80 veces nadie (Gonzalo Rojas, Chile)

PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SIÓN.




Publicada también con el título de Protocolos los jefes de Israel, esta obra se ha presentado n el carácter de resumen de los estudios y acuerdo del Congreso sionista celebrado en Basilea en : 1897. Se ha negado su autenticidad, se ha considerado como un trabajo personal y particular del judío Teodoro Herzl, y hasta se ha dicho que no era sino una fantasía de un criminal o de un idiota. Sea el que fuere su origen, hay dos hechos indudables y de gran importancia, a saber: que su contenido es, en su mayor parte, un programa de maniobras encaminada la destrucción del orden social—programa que viene realizándose con tan rara coincidencia que a veces parece profética—; y que una copia manuscrita fue entregada en el Museo Británico en agosto de 1906, lo cual no permite dudar de que es anterior al desarrollo de la política que preconiza y a los sucesos que, en cierto modo, prevé vaticina.

Si existen o no los propósitos de dominación israelita mundial que se indican en los Protocolos, es cosa que no resta importancia a las cuestiones tratadas en ellos y a la acertada visión y crítica que contienen de las farsas de la llamada democracia. Tienen apartados o capítulos que merecerían : inscribirse íntegros en un recordatorio. Seleccionando las afirmaciones más trascendentales, su doctrina es la siguiente: Raro es el hombre que no aspira a gobernar, a ser si puede, dictador, estando dispuesto a sacrificar el bien de todos para lograr el suyo propio. Las fieras llamadas hombres se sometieron en un principio a la fuerza bruta, y más tarde a la ley, que viene a ser lo mismo, aunque disimulado; es decir que de acuerdo con la Naturaleza, el derecho reside en la fuerza. La libertad política no es un hecho, sino una idea utilísima para atraerse a las masas; la idea de libertadles irrealizable, porque :nadie sabe usar de ella en la justa medida, y basta dejar al pueblo que se gobierne a sí mismo durante algún tiempo, para que esa libertad degenere en licencia, surjan las disensiones y luchas sociales y queden reducidas a ceniza las grandezas de los estados.

En nuestra época, el poder del oro domina al de los gobiernos liberales, y cuando el Estado se agota en sus convulsiones o en luchas intestinas ya está en manos judías. El despotismo del capital, que monopolizamos (los judíos) completamente, se presenta como tabla salvadora a la que el Estado ha de acogerse para no perecer.
Nada tiene que ver la política con la moral; el que quiera gobernar, ha de valerse del engaño y de la hipocresía; la franqueza y la honradez son vicios en política; dejemos que sean considerados como virtudes por los cristianos. La palabra derecho es sólo una idea abstracta que puede traducirse así: Dame lo que quiero para que yo pueda probar que soy más fuerte que tú.

Únicamente un individuo preparado desde su infancia para el ejercicio de la autocracia puede conocer el lenguaje y la realidad políticas. Un gobierno beneficioso para el país y capaz de llegar al fin que se propone debe estar concentrado en las manos de un solo individuo responsable; sin un despotismo absoluto no puede existir la civilización, porque ésta no es obra de las masas, sino de su guía, sea el que fuere; la multitud es un salvaje que exterioriza su barbarie tan pronto como se le concede libertad para ello.

Los pueblos cristianos están embrutecidos por las bebidas alcohólicas, y su juventud por los estudios clásicos y por el desenfreno a que la llevan por todas partes nuestros agentes disfrazados de maestros, sirvientes, institutrices y viajantes, y nuestras mujeres en los sitios de diversión. Nuestro santo y seña es: "fuerza" (como principio) e "hipocresía" (o disimulo, como regla de gobierno).

Nosotros fuimos los primeros en brindar al pueblo las palabras Libertad, Igualdad y Fraternidad, tan repetidas luego por papagayos inconscientes y que han servido para destruir la prosperidad del mundo y la verdadera libertad individual, guardada en otro tiempo contra las exigencias de las masas. La proclamación de esos principios irrealizables nos dio la posibilidad de abolir los privilegios, esencia de la aristocracia de los cristianos y único medio de defensa que tenían contra nosotros los pueblos y naciones; sobre las ruinas de la nobleza hereditaria hemos asentado nuestra aristocracia de la inteligencia, cuyo fundamento está en las ciencias, que son guiadas por nuestros sabios, y la de las finanzas, que tienen por base la riqueza, que nosotros dominamos.

Necesitamos que las guerras, en la medida de lo posible, no den ventajas territoriales; de este modo llevaremos la guerra al terreno económico, poniendo a los contendientes a disposición de nuestros agentes internacionales.
La Prensa ha caído en nuestro poder; los estados no han sabido utilizar esa fuerza; gracias a ella hemos concentrado el oro en nuestras manos, entre torrentes de sangre y de lágrimas, y hemos conquistado una influencia decisiva sin salir de la sombra.
El pueblo ha caído bajo el yugo de acaparadores, de nuevos ricos, que le oprimen sin piedad; cuando le propongamos nutrir las filas de ese ejército de socialistas, de anarquistas, de comunistas, que sostenemos con el pretexto de la solidaridad entre los miembros de nuestra masonería social, apareceremos a sus ojos como libertadores de aquel yugo. Nuestro poder descansa en el hambre crónica, en la debilidad del obrero, porque eso le sujeta a nuestra voluntad y le quita la fuerza y la energía para oponerse a ella. Por la miseria y el odio venenoso que produce conduciremos a las multitudes; nos serviremos de sus manos para aplastar a los que se oponen a nuestros deseos.

Cuando impere nuestro régimen inculcaremos desde las escuelas primarias que no puede haber igualdad, por consecuencia de las diferentes actividades a que cada uno está destinado dentro de la división del trabajo; postulado básico de la existencia social, de la vida humana y del orden, y que lleva aneja la división de los hombres en clases y condiciones. Pero mientras eso llega, el pueblo, creyendo ciegamente la palabra impresa y las afirmaciones de la ciencia tal como la hemos hecho nosotros, se alimenta, a causa de los errores que se le insinúan en su ignorancia, del odio contra todas las condiciones que considera por debajo de sí, no comprendiendo la importancia de cada condición.

Cuando por todos los medios ocultos de que disponemos, con ayuda del oro que se halla en nuestras manos, hagamos sentir una crisis económica general, lanzaremos a la calle a multitudes de obreros que se dedicarán con voluptuosidad a verter la sangre de aquellos a quienes envidian desde siempre y a saquear sus bienes; no tocarán a los nuestros, porque conoceremos el momento del ataque y tomaremos medidas para garantizarlos. Desde la Revolución francesa, cuyos secretos de preparación conocemos tan bien como que fué enteramente obra nuestra, llevamos al pueblo de una decepción a otra, y actualmente somos invulnerables como fuerza internacional, pues cuando se nos ataca en un Estado, se nos defiende en los demás.

La palabra libertad sitúa a las sociedades humanas en lucha contra cualquier fuerza, contra cualquier poder, hasta con el de la Naturaleza y el de Dios; por eso, cuando triunfemos, nosotros desterraremos esa palabra del vocabulario humano, como principio de la brutalidad que convierte en bestias feroces a las multitudes.

El aumento de armamentos y del personal de policía es complemento necesario de nuestros planes; es preciso que en los estados, además de nosotros, sólo haya masas de proletarios, algunos millonarios que estén sometidos a nuestra influencia, soldados y policías; en toda Europa y en los otros continentes debemos suscitar la agitación, la discordia, el odio, conservando siempre los hilos de la intriga para provocar a voluntad el desorden o restablecer el orden, complicando además la vida de los Gabinetes de Estado con la política de contratos económicos y compromisos financieros. A cada oposición debemos estar capacitados para hacer declarar la guerra por los vecinos al país que se atreva a contraatacarnos, y si esos vecinos creen que deben coligarse contra nosotros, debemos rechazarlos por una guerra general.

En cuanto a las normas de conducta del futuro gobierno mundial bajo el déspota preparado por Sión, habrán de inspirarse, ante todo, en un respeto absoluto a la leyes; la obediencia a las autoridades se llevará a un grado superlativo; los abusos de poder se castigarán tan severamente que nadie se atreverá a incurrir en ellos; los jueces podrán dar pruebas de su bondad de corazón en la vida privada, pero no se les permitirá hacerlo en el terreno público y violar la ley con el pretexto de la misericordia. Cualquier intento de formación de una sociedad secreta será castigado con la muerte; pero mientras preparamos nuestro advenimiento, crearemos y multiplicaremos las logias masónicas en todos los países del mundo, atrayendo a ellas a todos cuantos son o pueden ser agentes eminentes.

A la Prensa, que sirve para exacerbar las pasiones y alimentar los egoísmos de los partidos, la unciremos y la colocaremos fuertes riendas; y lo mismo haremos con las demás obras impresas, de tal modo que nuestro gobierno se halle inmunizado contra todo ataque. No se notificará nada al público sin nuestra aprobación, resultado que ya estamos empezando a conseguir centralizando las noticias mundiales por medio de agencias, que entonces serán ya totalmente nuestras y sólo transmitirán lo que les prescribamos. No se consentirá la revelación de la deshonestidad pública por la Prensa, para evitar el desprestigio del Poder; y los casos de manifestación de la criminalidad sólo deberán ser conocidos por las víctimas y por los testigos le accidentales. Aunque hasta ahora hemos glorificado por medio de nuestra Prensa, discursos y manuales de historia a los llamados mártires de las ideas, con excelente resultado, una vez conseguido nuestro fin, despojaremos de todo prestigio al crimen político, que ocupará ante los tribunales el mismo le lugar que el robo, el asesinato y demás delitos comunes.

El régimen financiero se caracterizará por un impuesto progresivo sobre la propiedad, como principal ingreso; esto amenguará el crecimiento y acumulación de riquezas y beneficiará al pobre, haciendo desaparecer su odio al rico, a quien considerará como sostén de la paz y de la prosperidad común. Aquel impuesto progresivo hallará su complemento en otro de igual carácter sobre la aceptación de herencias y adquisición de propiedades.

Se disminuirá la producción de objetos de lujo, engendrador de rivalidades que corrompen las costumbres; para que los pueblos se acostumbren a e la obediencia hay que acostumbrarlos a la modestia. También se restablecerá la pequeña industria, pues un pueblo ocupado en pequeñas industrias no conoce el paro forzoso, se adhiere al orden existente y, en consecuencia, a la fuerza del Poder.

Después de algunas consideraciones relativas a empréstitos, termina el interesante documento con un breve capítulo referente a las condiciones que ha de reunir el rey de los judíos y a la manera de asegurar la eficacia de la dinastía mediante una educación minuciosa y adecuada.

Aunque la tendencia fundamental y algunas de las doctrinas expuestas resulten execrables, son numerosísimos los juicios y afirmaciones que pueden ser suscritos por cualquier hombre ecuánime que contemple el espectáculo del mundo democrático al margen de la Prensa y de la Política. Desde luego, puede creerse lo que se quiera acerca de los famosos Protocolos menos que sean la obra de un idiota.

EL LIBRO DE LAS REVELACIONES DE VICTOR MUNITA FRITIS: UN POETICO EVANGELIO APOCRIFO



Desacralizar, se cree un trabajo infeliz e ingrato. En “El Libro de las Revelaciones” de Víctor Munita Fritis, vemos otro cariz a esta labor, inteligente y sensiblemente este poeta logra un equilibrio entre el sentimiento y lo sagrado, esto amerita un análisis más profundo.

Hace siglos cuando se estructuró la Biblia como libro material y espiritual, se eligió sólo historias “Inspiradas en Dios” o de “inspiración divina”, algo que empíricamente es difícil de precisar en términos objetivos y a la postre en términos científicos, así como saber el porqué el libro de Judith está en la Sagrada Biblia y desaparece en la “Santa”. Sí, claro que hay dos. De los tres mil libros se eligieron los que hoy componen este libro sagrado. Se divide en Antiguo y Nuevo Testamento, en el nuevo , los libros que le componen fueron escritos varias décadas después de sucedidos los hechos contenidos y narrados. Los libros sobrantes son conocidos como “Evangelios Apócrifos” …concepto que no es el más atinado, no es que sean falsos por lo de apócrifos, sino que extra canónicos, entre ellos: el Evangelio de María Magdalena, de Tomás , de Felipe, de Valentín, de Pedro, Bartolomé, Nicodemo, etc. Parecía que no sólo actualmente se tenían ansias tan fuertes y elevadas de escribir. Dada esta introducción, vamos a lo que nos interesa.

Hay dos tipos de lector para el libro de Munita Fritis. El Católico recalcitrante, incluso, el normal católico y el humanista.

Una bofetada firme y bella desde los primeros textos de este poemario recibe el fanático católico y el moderado y el que ha dejado esta fe. Esta materialización o encarnación de María Virgen hecha carne , hecha mujer como lo que fue hace dos milenios y más, es un atentado directo y flagrante, recordando que según la doctrina “es la más perfecta de las criaturas de Dios”. Dios la llenó de gracia y perfección porque le había escogido, desde la eternidad para que fuese su madre, historia ya conocida, el poeta la trae a un estado histórico suspendido , casi como la eternidad, en el sentido que el presente es pasado el pasado es presente casi sin sentir una necesidad de futuro, nuestra imaginación observa una María de los films , casi Olivia Hussey, y una María contemporánea , una de carne y hueso y que parece cargar con todo el peso de preocupación por su pareja , su hijo, el trabajo, su hogar. Si el lector doctrinario abandona después de dos poemas este libro, se pierde de distintos cuadros espirituales, algunos sutiles y hermosos , otros ásperos y algunos incluso causantes de una carcajada, natural y gentil.

El lector humanista , más allá de disfrutar la belleza , el amor, la devoción carnal , se abisma en el equilibrio que logra Munita Fritis para depositar los pies de la virgen en el suelo , en este asfalto de principios de milenio y además de ponerla sobre unos tacos altos. La sacralización de algún modo logra que el hombre, más preciso, el corazón de la humanidad creyente se aleje de La Virgen y el hijo. La firme ternura de las frases poéticas, de los textos en bella armonía, esa cadencia medida por el metrónomo de nuestros pechos hace que este libro tome fuerza, euritmia, eufonía, un bello contenido a través de una mirada serena palpitante y viril.

Técnicamente es un libro sólido, bellamente transgresor, compacto en el número de hojas, equilibrado, sin palabras rebuscadas. Lo que representa esta obra es la imagen femenina representada en diversos matices y perspectivas, la mujer, esa naturaleza para muchos ignota y reluciente pilar fundamental de esta especie. La mujer ama y señora del placer carnal y la madre devota. Imperdible, excelente poemario

viernes, febrero 25, 2011

DIEZ MANDAMIENTOS DE LAS REDES SOCIALES por MONO HOSTIL



1.NO TAGGEARAS EN VANO.

Para que sepas TAGGEAR es etiquetar, recuerda no etiquetar a tus amigos en fotos donde no aparecen, la mayoría inaceptables, chistes picantes , minas en pelotas y obvio, a tu amigo no le molesta…pero y a su pareja??? Luego están las publicidades, para eso FACEBOOK en un arranque de genialidad creó un espacio al extremo derecho para que hagas tus avisos publicitarios… así llegará a más gente. Si terminas con tu mujer o con el galancete de turno , no se te ocurra taggearl@ en una foto antigua… no seas baboso, ni arrastrado. Ahora , respeta a tu prójimo o al menos su imagen pública… no etiquetes, por lo más preciado que tengas, a tus amigos cagando a su pareja, intoxicados en alcohol o dignos de una pintura cubista a lo Picasso. No sea leso.( existe la venganza, así es que si se lo piden, no vuelva a caer en estas pésimas prácticas)


2. NO ENVIARAS CADENAS DE NINGUN TIPO

Señores, esto no es un resumidero de campañas , las cadenas típicas de los mails en que si las desobedecías te caía una maldición como: se te inundará la casa, te llenarás de deudas, te caerá un satélite encima o un elefante te cagará la puerta de la casa todos los días de la semana si no las enviabas a tus contactos, es FALSA y pecaste de baboso en creerlas. Además, Jesucristo no aprobaría semejantes artilugios, guarden la fe donde corresponde, en el corazón, el contacto directo es insustituible, Ah, Jesús NO TIENE FOTO!!! No se parece a James Caviezel ni a Robert Powell, NO SEA BRUTO.


3. NO AGREGARAS A DESCONOCIDOS

Aunque sea el mejor amigo de la sobrina en segundo grado de nuestro gran amigo casi hermano. Uno jamás sabe que se encuentra detrás de esa foto perfil mostrando una guapa y hot jovencita, ese perrito juguetón , ese paisaje pajarisíaco o ese mozalbete musculoso y viril. Recuerden que la informaciones de ustedes pueden caer en manos inescrupulosas. A los perfiles falsos se les huele a kilómetros, una o dos fotos de las enumeradas supra, y claro las que son productos de etiquetadas indiscriminadas y publicitarias. Buscan , si es que portan apellidos, a usuarios que tengan los mismos, los fines son tan variados como aquellos que los crean , desde el simple voyerismo hasta fines comerciales.


4. NO ENTRES A UNA RED SOCIAL EBRIO

Si la regla social y universalmente conocida: “curao no vale” , es una atenuante magistral en el campo de lo amatorio y sexual, en esta materia de las redes naufraga miserablemente y es lógico, nadie te vio tragándote ese Ron Silver, ni ese vino de quinto enjuague antes, durante y después de apotingarte ante el PC. Casi ninguno de tus amigos en Facebook te vio tomar ese Coñac tres palos en la nuca. Así que lo que escribas , Twittees, chatees y esa nota en que escribiste acerca de tu sexualidad adolescente tendrá lectores que desconocían tu estado y claro tus tendencias, así que OJO. Además de esas declaraciones, muy humanas por cierto, de aquellos que ansían una vida larga y mejor y hacen declaraciones de dejar para siempre el trago y que no le llamen más a tan perniciosas actividades – obvio que sus amigotes le tomarán por ebrio - presunción no muy alejada de la verdad. (Casi un “no tomo nunca más, mamita”)


5.NO TOMARAS TUS RELACIONES EN VANO

Si eres un “Casanova” recalcitrante y cambias de mujer como de calcetines o una andariega y tienes tu séquito de babosos, de seguro NO PONDRAS en tus relaciones de Facebook las conquistas a tu haber… eso sería necio y es una práctica que los miembros del gremio reprueban. Baja el rating. Ahora si no eres del gremio, es contra producente obligar a tu pareja que no durará más de dos semanas contigo a formalizar una endeble e incipiente relación en Facebook donde mediomundo se enterará de “enhorabuena” su inicio de relación y hostilidades, por lo menos sacaron esa gráfica funesta de un corazón rasgado por mitad diciendo “Fulano de tal está soltero” , a tal fulano no le veías hace treinta siglos, le viste con buenamoza mujer en sus álbumes y ahora un icono funesto te informa que su corazón está roto… de veras, roto. Actualmente sale el corazón íntegro, no es tan apocalíptica la visión, fulano de tal tiene su corazón soltero, pero entero. Además se recomienda esperar un lapso prudente , por eso de las reconciliaciones, y para evitar estados onerosos y arrastrados a la vista y PACIENCIA de tus amigos de Facebook.


6. TEN OJO A QUIEN ACEPTAS Y A QUIEN INVITAS

Eso se debería saber es una regla de oro, pero , imagina que estás en un curso de adiestramiento en que no te llevas bien con el calvo instructor, y te enfadas y en general tu conducta refractaria está al filo de una hostilidad manifiesta, pero eres capaz y quizás el número uno del curso para tu nueva pega, aceptas la amistad de tus compañeros de curso casi por ser deferente, uno de tus amigos comenta tu jocoso estado en contra el Pelao y las de su madre… sin calcular que el instructor es amigo de los dos tercios del curso y lee el comentario aquel. Ojo, jamás reclamar en contra de las condiciones laborales en este medio, ya que los amigos del trabajo se enteran y el Jefe. A ese ente polifacético , negrero y pro-empresarial, obvio que no le invitas a tu Facebook… ahora si eres adolescente no invitas a tus padres que no verán con buenos ojos aquella foto en que apareces durmiendo acompañado por un botellón de 1.5 litros de Clos de Pirque Carmenére sobre un mullido cojín en un sillón de dudosa procedencia y utilización. Si invitas y no te aceptan, no volverás a reinvitar… está claro el mensaje. Hay algunos que dejan la invitación allí sin respuesta por toda la eternidad. Y recuerda el mandamiento número 3.


7. RESGUARDARÁS SIEMPRE TU INFORMACION

Esto es básico, no seas flojo, ve a la configuración de privacidad y modera incluso lo que algunos de tu amigos NO DEBEN mirar ni saber… la esfera de la privacidad es y debiera ser lo más preciado dentro de estas redes sociales. No puede ser que Fulana y Mengana pongan en su estado sentimental que están casadas sólo por diversión y se enteren todos los pelafustanes, amigos y no amigos de tal evento. No falta la empresa interesada en tus gustos, así que por mucho que parezca cool ser de un equipo de fútbol grande o de un grupo súper alternativo talentoso y conocido sólo por sus madres a la hora del almuerzo, no tiene porqué enterarse todo el mundo. Verifica tu ortografía , mira que hay grafías como el orto.


8. TENDRAS OJO CON LAS FOTOGRAFIAS

No hay que ahondar mucho en el tema, eso de poner fotos de perfil a celebridades, cantantes, dictadores, sacerdotes, santos, estrellas porno, futbolistas, escritores, Satanás, símbolos pinturas al óleo, grafitis, animes, motos y un cuanto hay , NO TIENE ASUNTO, si te sientes un infrahumano y horrible, pon una foto tuya en un paisaje o a ti de espaldas mirando al mar. SIEMPRE UNA FOTO TUYA. Con ropa por favor. Algunos aparecen mostrando una musculatura de gato calato o su soberana ponchera o un físico aceptable sin percatarse de que quizás engrosan una carpeta de un solitario gay o son puestos en un cartel de la próxima gay pride parade. En cuanto a las chiquillas que muestran , mmmm, en fin. Recuerda los álbumes tienen opción de privacidad. Célebre es el caso de la censura de una foto en que una madre amamanta a su hijo de semanas, vestida y todo por ser de carácter sexual , cuando hay chiquillas que muestran el último tatuaje hecho en la espina dorsal , desnuda y mostrando la raya del culo (sin ser censurada).


9. NO MAL UTILIZARÁS TU RED SOCIAL

En realidad este es el único mandamiento que puede ser infringido las veces que se quiera, aún recuerdo cuando tenía dos cuentas Facebook porque en una me sancionaban por tantas opiniones en un posteo, o sea , superabas los 75 y ya te castigaban con un día de suspensión… una vez estuve una semana , entonces cuando esto sucedía, contestaba a los posteos con mi otra cuenta y así me la llevaba, pero para no pasar por estas pellejerías , recuerden, no usen el Facebook como twiter , no usen el twiter como chat, no usen el fotolog como Facebook, el Facebook como fotolog, el fotolog como chat, el chat como fotolog, el twiter como fotolog, bueno, ya saben.


10. SE CAUTO CON LAS APLICACIONES Y LOS GRUPOS

Hablar de las aplicaciones es para puro perder el tiempo, sólo no participes en aplicaciones tontas y que puedan sonsacarte información, nunca es bueno estar rochado. No te unas a grupos como, “ a mi también me gustan las películas Disney” “Yo también choqué con un poste” " Yo también jugué al teto cuando niño" “ a mi también me abdujeron” “ a mi también se me cayó la cara de vergüenza” “Yo también leo mandamientos estúpidos”. Las razones ya fueron dichas.



LANZAN LIBRO NORTINOS PARA EL BICENTENARIO por RODRIGO RAMOS BAÑADOS




Algunos podrán extrañar nombres. Otros creerán tener los méritos suficientes para estar entre los elegidos. Sergio Gaytán, gestor del proyeto, de inmediato aclara el panorama: “En cualquier tipo de selección quedan afuera algunas personas”.
Y continuó: “Algunos se preguntarán por qué pusieron a éste y no pusieron a éste otro. Aquí se trató de evaluar de la manera más objetiva posible”.

En total, fueron 108 antofagastinos o nortinos incluidos en esta obra financiada por el Core 2% Cultura, año 2010. “El objetivo era rescatar ciertas figuras de la ciudad que no están en la línea oficial. Por ejemplo, personajes que no vió Isaac Arce Ramírez -en sus Narraciones de 1930- u otros dejados de lado por historiadores”, aclaró.

Sergio Gaytán explicó que se buscó que el libro fuera lo más amplio. “Siempre como agrupación Parada Mixta nos hemos postulado sin censura. Pusimos a las personas que constituyen el lado B, de nuestra existencia”.
Por ejemplo dijo que se ubicó a un lustrabotas junto un militar, o frente a un detenido desaparecido se puso a un alcalde.

nombres

De esta manera con un atractivo diseño desarrollado por Yoka Fernández bajo el concepto de Carlos Massardo, el lector podrá hallar en 116 páginas a personajes como: Juan López, Maximiliano Poblete, Lautaro Núñez, Emilio Sotomayor, José Papic, Alejandro Jodorowsky, Rolando Gómez, el Tony Caluga, Eduardo Díaz, Meche Chacc o Alexis Sánchez, entre otros.

“Es un libro para ver, disfrutar y entusiasmarse con la nortinidad. El libro, además, supera obras anteriores porque entrega datos mucho más rigurosos. Por ejemplo, datos que la ciudad no conocía de la la familia Orchard”, afirmó.

El lanzamiento se llevó a cabo en la Casa de la Cultura, y contó con la presencia musical del grupo Wentru y el reconocido trovador Patricio Maturana.

La distribución la llevará a cabo de la Dibam, además están destinados ejemplares para todos los establecimientos educacionales de la región.

Los interesados también pueden conseguirlo en la librería de la Casa de la Cultura.
En tanto, Gaytán dijo que espera el aporte de la empresa privada para desarrollar una segunda parte de esta obra que engrosa la identidad regional

jueves, febrero 24, 2011

ARS IMAGINANDI DE RODOLFO KAHN: LA CARTOGRAFIA DE UNA IMAGINACION



Enfrentarse a la poesía de Kahn es un reto en que los vaivenes nos llevarán a lugares insospechados , a palabras que de algún lugar tenemos registro a sitio donde hemos estado en sueños. Ars Imaginandi es una cartografía , en que de ninguna manera quedaremos impávidos. La utilización de arcaicismos y neologismos nos deja extenuados en un viaje en que la grácil poesía de este autor nos envuelve en un neo-modernismo de mitología grecolatina, siempre vigente en los tópicos poéticos.

Ars Imaginandi es una apuesta arriesgada, un pasaje a las cartografías oníricas de la Imaginación, un viaje en que los polos magnéticos de la poesía se encuentra , más preciso, colisiona en pathos del autor y asi extraviarnos en un mundo definido por seis acápites y poemas mayores: Coordenadas, Paragramas, El Resplandor, Venusberg, Criptáforas para no caer en coma, Abalorios.

Ars Imaginandi tiene un uso depurado del idioma , acompañado por la férrea voluntad del poeta en crear palabras que hacen más laberíntica la lectura, habrá lectores que se extraviarán fácilmente y otros observarán las cartas de viaje, estas cinco, por donde un trozo de espíritu se diversifica, se grafica en cinco atmósferas interdependientes y lúdicamente diferentes.

Venusberg es quizás el centro de este opus, las referencias inundan el texto, satisfaciendo los exigentes apetitos de quienes gustan de ella, más allá de eso, el tono sutil de lo arcano empapa este poema en especial, una postura que embellece la tonicidad de las frases poéticas, instintivamente, deliberadamente.

A mi juicio, la poesía como creación DEBE alimentarse conceptual y semánticamente de todas las ciencias que estudian la creación universal o que desentrañan el sentido de esta a través de códigos físicos, matemáticos y químicos, en fin, el lenguaje como globalidad al servicio del qué hacer poético y acá es donde se apoya la cosmología de Rodolfo Kahn, la concepción de nuevas palabras (neologismo) requiere de una base que el lector comprenda y codifique el sentido exacto de la novel palabra. Sin duda es un reto, donde los lectores asiduos y de una cultura media a superior comprenderá esta cartografía al borde de toda dimensión.

No es fácil, pero si edificante. Habrá dos tipos de lectores , como dos lectores de Cartas geográficas, aquellos que las encuadran y las cuelgan en paredes donde lo más seguro es que se llene de polvo y forme parte de un paisaje casi “invisible” y otros que analizarán los diversos accidentes , verán posiciones mientras su pensamiento evoluciona, al releer verán nuevos destinos, nuevos paisajes, investigarán lo que parece extraño y ajeno, se apoderarán de verso a verso.

Sin duda, un poemario interesante que a nadie dejará impávido

LA GUERRA Y EL UNIVERSO (FRAGMENTOS) por VLADIMIR MAIAKOVSKI





Es posible
que al tiempo-camaleón no le queden más colores.
Una sacudida más y volverá
a caer rígido y sin aliento.
Quizá la tierra
ebria de humaredas y batallas,
nunca más levante la cabeza.
Quizá... No,
eso no es posible.
Un día u otro el pantano
de los pensamientos
se hará cristalino,
un día u otro verá
el púrpura que brota de los cuerpos.

Y sobre los cabellos erizados de espanto
se retorcerá las manos, gimiendo:
«¡Dios mío
qué he hecho!»
No,
eso no es posible.
Cuídate, pecho,
del alud de desesperanza:
hurga y tantea en la dicha futura.
Mirad
Si queréis:
de mi ojo derecho
hago salir
un ramo de flores.
Pensamientos, multiplicad
esos pájaros barrocos. Cabeza
échate atrás de entusiasmo y orgullo.
Mente mía alegre y juiciosa,
mente constructora, construye ciudades.
En el alba de mis ojos luminosos marcho hacia
todos aquellos cuyos dientes aún rechinan de rabia.
Y tú, tierra, levántate
como millones de Lázaros...
¡Alegría,
alegría!
A través de las humaredas sorprendo
la claridad de los rostros. La primera en levantarse es Galicia,
entreabriendo su ojo machacado. Oculta en los pastos su fango desgarrado.
Descargándose del peso de los cañones,
unos tras otros alzan sus gibas
y lavan en el cielo su blanca cabellera ensangrentad;
los Alpes,
los Balcanes,
el Cáucaso,
los Cárpatos.
Y por encima de ellos, más alto todavía,
están los dos gigantes.
Uno de ellos levanta su cuerpo dorado
e implora:
«¡Acércate,
subo hacia ti desde mi lecho socavado por las bombas

Es el Rhin
que lame con labios empapados
la cabeza del Danubio tajeada por las minas.

Aun en las colinas, que se refugiaron
tras las murallas de China,
aun en las arenas donde Persia se pierde,
cada ciudad
que antes aullaba
al respirar la muerte,
ahora se ilumina.
Murmullos.
La tierra entera
entreabre sus labios negros.
Fuerte, muy fuerte,
como un grito huracanado,
se le oye decir:
«Jurad
que no segaréis más vidas!»
Y los huesos de los enterrados
salen de las tumbas cubiertos de carne.
¿Se ha visto alguna vez que piernas cortadas hayan buscado
a sus amos; que cabezas arrancadas les hayan llamado por su nombre? Ved cómo
un par de piernas vivas
corren en busca
de aquel cuerpo lisiado.
Del fondo de los océanos y de los mares,
ahogados vueltos a la vida navegan a la vela.
¡Oh sol!
¡Caliéntalos en tus manos,
lame sus ojos con la lengua de tus rayos!
¡Ahora podemos
reírnos en tus propias narices, viejo tiempo arrugado!
Sanos y salvos volvemos a nuestras casas.

Entonces,
por encima de rusos,
búlgaros,
alemanes,
judíos,
de todos,
en un cielo sereno,
incendiado
de un extremo a otro,
siete mil colores empezaron a brillar
siete mil colores de distintos arcoiris.
Por encima de los escombros,
por encima de batallones en fuga,
se oyó
un eco desconcertado: «¡A-ah!...»
El día que así nacía era tal,
que los cuentos de Andersen se pusieron
a reptar a sus pies como perros recién nacidos.
Ahora parece increíble
que yo haya podido andar
a tientas y sombrío,
por aquellas crepusculares callejuelas.
Hoy
una diminuta chiquilla recibe en la uña del meñique
más sol que el que hubo antes en todo el globo terrestre.
El hombre abarca la tierra con sus grandes ojos.
Ese niño
con su trajecito nuevo
es un niño grave
y, orgullosos, nos reímos de él.

Como sacerdotes
que para evocar el drama de la redención
se adelantan con la hostia, cada país
viene al hombre con sus presentes:
«De la vastísima América te traigo la fuerza,
la potencia de las máquinas.»
Yo te doy las cálidas noches napolitanas,
dice Italia.
El que se ahogue de calor,
que se abanique con la palma de las palmeras.
«Para el que se hiela en el frío del Norte,
aquí está el sol de África.»
«Para el que arde al sol africano,
estas nieves que bajan
de las montañas del Tibet.»
«Francia,
primera entre todas las mujeres,
trae el color púrpura de sus labios.»
«Grecia, sus jóvenes,
la desnudez perfecta de sus cuerpos.»
«Qué potentes voces son
las que mejor se aunan en un canto?
Rusia nos abre su corazón en un himno de fuego.»
«Hombres, Alemania os trae
su pensamiento tallado por los siglos.»
«De los subsuelos embebidos de oro, la India
os ofrece sus tesoros.»

«¡Gloria al hombre!
¡Gloria y vida al hombre,
por los siglos de los siglos!
¡A cada ser viviente,
gloria,
gloria,
gloria!»
¡Hasta quedar sin resuello!
Pero también llego yo.
Prudente,
enorme,
torpe.
Estoy magnífico
con la más brillante
de mis innumerables almas.
Me cruzo con los lisonjeros.
Me cruzo con la gente festiva,
—maldito corazón, no golpees asi!—
Es ella
que viene a mi encuentro.
«¡Buen día, querida!»
Acaricio
cada uno de sus cabellos,
rizados,
dorados.
¡Oh, qué vientos
de qué sur
han obrado el milagro del corazón que no muere!
Tus ojos florecen,
son dos claros en la espesura.
Como un niño contento
hago una cabriola.
Y en derredor todo sonríe.
Banderas.

Centenares de colores.
Todo pasa.
Todo se subleva.
Multitudes.
Cruzan.
Corren.
En cada joven la pólvora de Marinetti. En cada viejo la sabiduría de Hugo.
A la capital no le alcanzan los labios para sonreír. Todos
afuera de las casas, a las plazas, afuera.
De ciudad en ciudad,
como globos plateados hagamos sonar
la alegría
la risa
las campanas.
Es como para no comprender—
¿Es el aire
una flor,
un pájaro?
Todo canta
y perfuma,
todo es multicolor,—
y eso
alumbra el brasero de los rostros,
y la razón se emborracha con el más fino de los vinos.
No sólo los hombres de la alegría
han remozado sus caras;
los animales se han rizado la pelambrera,
los mares,
ayer enfurecidos,
hoy se tienden a nuestros pies.
Parece increíble que los mismos acorazados que ayer vomitaban muerte en esas calas
que hoy ya no recuerdan el olor de la pólvora, lleven a los tranquilos puertos cantidades enormes de trivialidades.
¿Cómo seguir temiendo los cañones?—
Aquellos
tan calmos
¿serían capaces de destrucción? Pacen
calmamente en un campo, delante de mi casa.
No es farsa
ni sátira—
en pleno mediodía,
juiciosos
y de a dos,
los zares camorristas
se pasean
bajo la vigilancia de las nodrizas.
Di, Tierra,
¿de dónde nos llega tanto amor?
Imaginad—
allá,
bajo un árbol,
alguien ha visto a Caín y a Cristo
jugando al ajedrez.


Tú no ves nada,
entrecierras los ojos, buscas.
Tus ojillos —como dos agujeros.
¡Ábrelos ya!
Mira:
mis ojos
son el portal abierto de una catedral.
¡Hombres!—
Queridos,
no queridos,
conocidos,
desconocidos,
pasad por ese portal en un vasto cortejo.
Y entonces el libre,
el hombre que yo llamo,
vendrá,
creedlo,
creedme.

LA GUERRA Y EL UNIVERSO por VLADIMIR MAIAKOVSKI




Prólogo

Tenéis suerte.
La vergüenza no alcanza a los muertos.
Apaga pues
tu odio por los difuntos asesinos.
El líquido más puro
ha lavado el pecado del alma emigrada.
¡Tenéis suerte! Pero yo,
a través de las líneas del frente,
a través del estrépito,
¿cómo sostendré mi amor de ser vivo?
Un paso en falso
y la migaja del más insignificante
de los amores rodará para siempre
al abismo del humo.
¿Qué es
para los que vuelven tu pena? ¿Qué es
para ellos la línea de los poemas?
¡Parados con piernas de madera
ellos ya no querrán otra cosa
que seguir cojeando hasta
el fin de sus días!
¿Tienes miedo?
¡Cobarde!
¡Te matarán!
Tú podrías vivir,
aunque esclavo,
una buena cincuentena de años.

¡Mentira! Sé
que bajo la lava de los ataques seré
el más corajudo el más arrogado.
¡Ah!
¿Qué valiente se negaría a responder
a la llamada del clarín de los tiempos futuros?
Y yo soy en esta tierra
el único heraldo de las verdades en marcha.
¡Hoy exulto!
Sin beber ni una gota
he llegado a la meta de mi alma.
Mi solitaria voz humana
se eleva
entre gritos
entre llantos
en el día naciente.
¡A ver! ¡Vamos, animaos!
Fusiladme, ponedme contra el paredón!
¡No seré yo quien cambie de colores!
¿Queréis
que me pegue un as en la frente para que brille más la meta?

EDITORS- escape the nest.avi



ESCAPE THE NEST

Buildings in clouds here
Our time and our place, dear
There's life in us yet, love
These walls we will climb above

We really are ants now
Escape the nest somehow
I ache for a feeling
You came and you poured it in, it in

Buildings in clouds here
Our time and our place, dear
There's life in us yet, love
These walls we will climb above, above

Look up through the trees to feel as small as you can
You hear the clocks counting down
The nights are longer now than ever before
But now you see the lights from the town

I'm drained and I'm empty
I've still got love in me
There's eyes in the sky tonight
Watching us lose the fight

We really are ants now
Escape the nest somehow
I ache for a feeling
You came and you poured it in, it in

Look up through the trees to feel as small as you can
You hear the clocks counting down
The nights are longer now than ever before
But now you see the lights from the town

Look up through the trees to feel as small as you can
You hear the clocks counting down
The nights are longer now than ever before
But now you see the lights of the town


ESCAPA DEL NIDO


Edificios y nubes aquí
Nuestra hora y nuestro lugar
Hay vida en nosotros aunque también amor
Estos muros que escalaremos a lo alto
De verdad ahora somos hormigas
Escapa del nido como sea
Anhelaba un sentimiento
Viniste y lo derramaste dentro de mí
Dentro de mí

Edificios y nubes aquí
Nuestra hora y nuestro lugar
Hay vida en nosotros aunque también amor
Estos muros que escalaremos a lo alto
A lo alto

Mira hacia arriba
A través de los árboles para sentirte tan pequeña como puedas
Oyes los relojes dar la cuenta atrás
Ahora las noches son más largas que nunca
Pero ahora ves
Las luces de la ciudad

Estoy seco y vacío
Aún me queda amor
Esta noche hay ojos en el cielo
Mirando cómo perdemos la lucha
De verdad ahora somos hormigas
Escapa del nido como sea
Anhelaba un sentimiento
Viniste y lo derramaste dentro de mí
Dentro de mí

Mira hacia arriba
A través de los árboles para sentirte tan pequeña como puedas
Oyes los relojes dar la cuenta atrás
Ahora las noches son más largas que nunca
Pero ahora ves
Las luces de la ciudad

miércoles, febrero 23, 2011

MI UNIVERSIDAD por VLADIMIR MAIAKOVSKI




¿Sabe francés,
restar,
multiplicar?

¡Declina maravillosamente!
¡Que decline!
Pero oiga,
¿acaso usted podría cantar a dúo,
con los edificios?
¿Usted acaso comprende
el idioma de los tranvías?
El hombre, a veces,
apenas sale del cascarón
y ya lleva libros bajo el brazo,
y cuadernos escritos.
Yo,
aprendí el alfabeto en los letreros,
hojeando páginas de estaño y hierro.
Los maestros,
toman la tierra,
la descarnan,
la destrozan,
y enseñan:
-Toda ella
no es más que un globo pequeño, redondo.
Pero yo,
con los codos aprendí geografía.
No en vano he dormido tanto sobre la tierra.
Los historiadores se atormentan con

/importantes preguntas:
-¿Era o no era roja la barba de Barbarroja?
¡Que sea! No me gusta meterme en las mentiras con
/telaraña. Yo conozco de Moscú, cualquiera de sus
/historias. Hablan de Dobroliubov
(para que lo odien) pero su apellido está en contra,
protesta la familia.
Yo,desde niño
aprendí a odiar a los gordos,
a los que se venden por una comida.
Se sientan, charlan,
y para gustarle a la dama,
hacen sonar sus pobres ideas
con sus frentes llenas de monedas.
Yo, dialogaba sólo con los edificios,
y las tomas de agua eran mis interlocutoras.
Con la ventana del oído atento escuchando,
los techos oían lo que les arrojaba al oído.
Y luego,de noche,
sobre una cosa
o la otra
nos pasábamos charlando,
moviendo la "sin hueso".

ADOLESCENTE por VLADIMIR MAIAKOVSKI




La juventud tiene mil ocupaciones.
Estudiamos gramática hasta atontarnos.
A mí,
me echaron del quinto año,
y fui a apolillar las cárceles de Moscú.
En nuestro pequeño mundo doméstico,
para las camas aparecen poetas de pelo rizado.

¿Qué saben estos líricos anémicos?
A mí, pues,
me enseñaron a amar en la cárcel.
¿Qué vale comparado con esto,
la tristeza del bosque de Boulogne?
¿Qué vale comparado con esto,
los suspiros ante un paisaje de mar?
Yo, pues,
me enamoré de la ventanilla de la cámara 103,
de la "oficina de pompas fúnebres".
Hay gente que mira al sol todos los días
y se enorgullece.
"No valen mucho sus rayos" -dicen.
Pero yo,
entonces,
por un rayito de sol amarillo,
reflejado sobre mi pared,
hubiera dado todo en el mundo.

lunes, febrero 21, 2011

ORACION DE UN DESOCUPADO por JUAN GELMAN




Padre,
desde los cielos bájate, he olvidado
las oraciones que me enseñó la abuela,
pobrecita, ella reposa ahora,
no tiene que lavar, limpiar, no tiene
que preocuparse andando el día por la ropa,
no tiene que velar la noche, pena y pena,
rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente.
Desde los cielos bájate, si estás, bájate entonces,
que me muero de hambre en esta esquina,
que no sé de qué sirve haber nacido,
que me miro las manos rechazadas,
que no hay trabajo, no hay,
bájate un poco, contempla
esto que soy, este zapato roto,
esta angustia, este estómago vacío,
esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebre
cavándome la carne,
este dormir así,
bajo la lluvia, castigado por el frío, perseguido
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
tócame el alma, mírame
el corazón,
yo no robé, no asesiné, fui niño
y en cambio me golpean y golpean,
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
si estás, que busco
resignación en mí y no tengo y voy
a agarrarme la rabia y a afilarla
para pegar y voy
a gritar a sangre en cuello
por que no puedo más, tengo riñones
y soy un hombre,
bájate, qué han hecho
de tu criatura, Padre?
un animal furioso
que mastica la piedra de la calle?

URSS + Tetris + Maiakovski - Vj Balalaika Berlin

UNA BOLSITA por CLAUDIO BERTONI




todos llevamos una bolsita
o algunos la llevan
o al menos todos los que
yo veo llevan una bolsita

Unos vienen del supermercado
otros vienen del almacén algunos de la farmacia
y la mayoría viene de la panadería
unos llevan zanahorias

otros llevan ceniza
Los que quieren vivir cien años -o más-
llevan arroz integral,
llevan pan integral, llevan granola
ahí va uno que lleva una pantorrilla
ahí va otro que lleva tallarines
ahí va un tercero que lleva un solo cordón de zapato
(y el otro lo lleva desabrochado)

Yo llevo mis pecas en una bolsita
las dueñas de casa llevan detergente
tú te llevas a ti misma
y en otra bolsita llevas mi cabeza
-como la de San Juan Bautista-
un niño lleva una bolsita de agua

con un pececito naranja dentro
a su lado su papá lleva a su mamá
en una bolsita con agua también

se saludan con un matrimonio amigo
el saludado lleva una bolsita con sangre
un corcho de botella flota en la sangre
su esposa nada se sube al corcho
el corcho se da vuelta se cae
se vuelve a subir
se vuelve a dar vuelta el corcho
se cae otra vez
se sube se da vuelta y se cae otra vez
tiene la lengua afuera se sube otra vez...

Ahí va mi vecina con su cabellera rubia
en una bolsita
su hermano lleva otra bolsita
con una botella de cerveza vacía
la vecina del frente lleva su jumper en una bolsita
y su papá
-o su padrastro no sé-
lleva un macetero en la suya.


Y ahí vas tú de nuevo con mi cabeza con caspa.

SI ME HICIERA COSQUILLAS EL ROCE DEL AMOR por DYLAN THOMAS



Si me hiciera cosquillas el roce del amor
si una niña tramposa me robara a su lado
y horadase sus pajas rompiendo mi vendado corazón,
si ese rojo escozor pudiera dar a luz
la risa en mis pulmones como pare el ganado,
no temería yo a la manzana ni al diluvio
ni a la sangre maligna de la primavera.

¿Qué será, macho o hembra? se preguntan las células
y como un fuego arrojan desde la carne la ciruela.
Si me hiciera cosquillas la cabellera incubadora,
el hueso alado que crece en los talones,
la comezón del hombre sobre el muslo del niño,
no temería al hacha ni a las horcas
ni a la varas cruzadas de la guerra.

¿Qué será, macho o hembra? se preguntan los dedos
que llenan las paredes de niñas inmaduras
con sus hombres dibujados a tiza.
Si me hiciera cosquillas la avidez del granuja
que insufla su calor al nervio en carne viva
no temería al diablo sobre el lomo
ni a la tumba veraz.

Si me hiciera cosquillas el roce de los amantes
que no borra ni las patas de gallo ni la risa sin dientes
sobre magras quijadas en la vejez enferma,
el tiempo y las ladillas y el burdel de amoríos
me dejaría frío como manteca para moscas,
las espumas del mar bien podrían ahogarme
cuando rompen y mueren al pie de los amantes.

La mitad de este mundo es del demonio, la otra mitad es mía,
bobo por esa droga fumada en una niña
y enredado en el brote que bifurca su ojo.
La tibia del anciano y mi hueso tienen la misma médula
y todos los arenques huelen dentro del mar,
yo me siento y contemplo bajo mi uña al gusano
que corroe lo vivo.

Y éste es el roce, único roce que hormiguea.
El mono contrahecho que se hamaca a lo largo de su sexo
desde las húmedas tinieblas del amor y el tirón de la nodriza
no puede hacer surgir la medianoche de una risa entredientes,
ni del momento en que encuentra una belleza entre los pechos
de la amante, la madre, los amantes o toda su estatura
en la punzante oscuridad.

¿Y qué es el roce? ¿La pluma de la muerte sobre el nervio?
¿es tu boca, amor mío? ¿El abrojo en el beso?
¿Mi payaso de Cristo nacido sobre el árbol entre espinas?
Las palabras de la muerte son más secas aún que su mismo cadáver
y mis heridas llenas de palabras tienen las huellas de tu pelo.
Me haría cosquillas el roce del amor, pues bien:
hombre, sé mi metáfora.

SALUTACIÓN A WALT WHITMAN por FERNANDO PESSOA



Portugal Infinito, once de junio de mil novecientos
quince...

Hé-lá-á-á-á-á-á-á!

Desde aquí de Portugal, todas las épocas en mi cerebro,
te saludo, Walt, te saludo, hermano mío en el Universo,
yo, con monóculo y saco exageradamente adornado,
no soy indigno de ti, bien lo sabes, Walt,
no soy indigno de ti, basta saludarte para no serlo...
Yo tan cercano a la inercia, tan fácilmente lleno de tedio,
soy de los tuyos, tú bien lo sabes, y te comprendo y te amo,
y aunque no te conociera, nacido por los años en que tú
moriste,
sé que me amaste también, que me conociste, y estoy
contento.
Sé que me conociste, que me contemplaste y me explicaste,
sé qué es eso que yo soy, ya sea en Brooklyn Ferry diez años
antes que yo naciera,
ya sea por la Rúa del Oro pensando en todo lo que no es la
Rúa del Oro,
y conforme tú sentiste todo, lo siento yo todo, y acá vamos
tomados de las manos,
tomados de las manos, Walt, tomados de las manos, bailando
el universo en el alma.

¡Oh, siempre moderno y eterno, cantor de los concretos
absolutos,
concubina fogosa del universo disperso,
gran pederasta frotándote contra la diversidad de las cosas,
sexualizado por las piedras, por los árboles, por las personas,
por las profesiones,
celo de los pasajes, de los encuentros casuales, de las
meras observaciones,
entusiasta mío por el contenido de todo,
grande héroe mío entrando por la muerte, de los a los pinos,
y a las hurras, y a los entusiasmos, y a los gritos saludando
a Dios!

¡Contenedor de la fraternidad feroz y tierna para con todo,
gran demócrata epidérmico, contigo a todo en cuerpo
y alma,
carnaval de todas las acciones, bacanal de todos los propósitos,
hermano gemelo de todos los arranques,
Juan Jacobo Rousseau del mundo que iba a producir
las máquinas,
Hornero de lo insaisissable de lo flotante carnal,
Shakespeare de la sensación que comienza a marchar a vapor,
Milton-Shelley del horizonte de la electricidad futura!
Íncubo de todos los gestos,
orgasmo hacia adentro de todos los objetos fuerza,
Souteneur de todo el Universo,
ramera de todos los sistemas solares...

¡Cuántas veces beso yo tu retrato!
Allá donde te encuentras ahora (no sé dónde es pero
es Dios)
sientes esto, sé que lo sientes, y mis besos son más calientes
(entre la gente)
y tú así es que los quieres, viejo mío, y agradeces desde allá,
lo sé bien, algo me lo dice, algo agradable en mi espíritu

una erección abstracta e indirecta en el fondo de mi alma.

Nada de engageant, pero ciclópico y musculoso,
sino frente al Universo con tu actitud que era de mujer,
y cada hierba, cada piedra, cada hombre era para ti
el Universo.

¡Mi viejo Walt, mi gran Camarada, evohé!
Me integro a tu orgía báquica de sensaciones en libertad,
soy de los tuyos, desde la sensación de mis pies hasta
la náusea de mis sueños,
soy de los tuyos, mírame a mí, de ahí desde Dios me ves
al contrario:
desde adentro para afuera... Mi cuerpo es lo que adivinas,
ves el alma mía—
ésa es la que ves tú propiamente y al través de tus ojos
mi cuerpo—
¡Mírame a mí: tú sabes que yo, Álvaro de Campos,
ingeniero,
poeta sensacionista,
no soy tu discípulo, no soy tu amigo, no soy tu cantor,
tú sabes que yo soy Tú y estás contento de ello!

Nunca puedo leer tus versos de corrido... Hay ahí demasiado
sentimiento...
Atravieso tus versos como una multitud a encontrones
contra mí,
y me huele a sudor, a aceites, la actividad humana y mecánica.
En tus versos, a cierta altura no sé si los leo o si los vivo,
no sé si mi lugar real está en el mundo o en tus versos,
no sé si estoy aquí, de pie sobre la tierra natural,

o de cabeza hacia abajo, colgado en una especie
de establecimiento,
en el techo natural de tu inspiración de tropel,
en el centro del techo de tu intensidad inaccesible.

¡Ábranme todas las puertas!
¡A fuerza que he de pasar!
¿Mi señal? ¡Walt Whitman!
¡Pero yo no ofrezco indicación alguna...
Paso sin explicaciones...
Si es necesario me introduzco entre las puertas...
Sí, yo, frágil y civilizado, me introduzco entre las puertas...
porque en este momento no soy frágil ni civilizado,
soy yo, un Universo pensante de carne y hueso, queriendo
pasar,
que ha de pasar a fuerza, porque cuando quiero pasar
soy Dios!

¡Quítenme esa basura de mi frente!
¡Pónganme en cajones esas emociones!
De aquí al exterior, políticos, literatos,
comerciantes pacatos, policía, meretrices, souteneurs,
todo eso es la letra que mata, no el espíritu que da la vida
¡El espíritu que da la vida en este momento soy yo!
¡Que ningún hijo de la... se me atraviese en el camino!
¡Mi camino es a través del infinito hasta llegar al fin!
¡Si soy capaz de alcanzar el fin o no, no es contigo,
es conmigo, con Dios, con el sentido— yo de la palabra
infinito...
Hacia el frente!
¡Pico con las espuelas!
Siento las espuelas, soy el mismo caballo que yo monto,
porque yo, para mi voluntad de consustanciarme
con Dios,
puedo ser todo, o puedo ser nada, o cualquier cosa,
según me da la gana... Nadie tiene nada con eso...
¡Locura furiosa! Ganas de gritar, de saltar,
de berrear, pegar, dar saltos, gritos con el cuerpo,
de cramponner-me a las ruedas de los vehículos y meterme
abajo,
de meterme adelante del giro del chicote que va a golpear,
de ser la perra de todos los perros y no me bastan,
de ser el volante de todas las máquinas y la velocidad
sin límite,
de ser el atropellado, el abandonado, el desplazado,
el acabado,
baila conmigo, Walt, allá desde el otro mundo, esta furia,
salta conmigo en esta batucada que se embarra con los astros,
cae conmigo sin fuerzas en el suelo,
embárrate conmigo estúpidamente en las paredes,
pártete y espárcete conmigo
en todo, por todo, a la vuelta de todo, sin todo,
rabia abstracta del cuerpo haciendo maelstroms en el alma...

¡Arre! ¡Vamos hacia allá al frente!
Aun si el mismo Dios lo impide, vamos allá al frente...
No hay ninguna diferencia...
Vamos allá hacia al frente y sin ser de ninguna parte...
¡Infinito! ¡Universo! ¡Meta sin meta! ¿Qué importa?

(Déjame quitarme la corbata y desabotonarme el cuello.
No se puede tener mucha energía con la civilización
en torno al cuello...)
Ahora sí, partamos, vamos hacia allá al frente.

¡En una gran marche aux flambeaux-todas-las-ciudades-de-
Europa,
en una gran marcha guerrera la industria, el comercio y
el ocio,
en una gran carrera, en una gran subida, en una gran
bajada
estruendosa, saltando, saltándolo todo conmigo,
salto para saludarte, berreo para saludarte,
me desencadeno para saludarte, brincando y guiñando!

Por eso es a ti a quien agradezco
mis versos saltos, mis versos brincos, mis versos orgasmos,
mis versos-ataques-histéricos,
mis versos que arrastran el carro de mis nervios.
A trompicones me inspiro,
apenas pudiendo respirar, tenerme en pie me exalto,

y mis versos son que yo no pueda estallar de vivir.
¡Ábranme todas las ventanas!
¡Arránquenme todas las puertas!
¡Empujen toda la casa por encima de mí!
¡Quiero vivir en libertad en el aire,
quiero hacer gestos más allá de mi cuerpo,
quiero correr como la lluvia hacia abajo de las paredes,
quiero ser pisado en las carreteras anchas como las piedras,
quiero ir, como las cosas pesadas, hacia el fondo
de los mares,
con una voluptuosidad que ya está lejos de mí!

¡No quiero cerradura en las puertas!
¡No quiero cerraduras en los cofres!
¡Quiero intercalarme, inmiscuirme, ser llevado,
quiero que me hagan propiedad enfermiza de algún otro,
que me limpien los cajones,
que me arrojen a los mares,
que me vayan a buscar a casa con fines obscenos,
sólo para no estar aquí sentado y quieto,
sólo para no estar sencillamente escribiendo estos versos!

¡No quiero intermedios en el mundo!
¡Quiero la continuidad penetrada y material de los objetos!
¡Quiero que los cuerpos físicos sean los unos de los otros
como las almas,
no soy dinámicamente, sino estáticamente también!

¡Quiero volar y caer desde muy alto!
¡Ser estrellado como una granada!
¡Ir a parar a... ser llevado hasta...
Auge abstracto en el fin de mí y de todo!

¡Clímax a hierro y motores!
¡Escaleras arriba de la velocidad, sin grados!
¡Bomba hidráulica desanclándome las entrañas sentidas!

¡Pónganme grilletes sólo para que yo los parta!
¡Sólo para que yo los parta con los dientes, y que los dientes
sangren
placer masoquista, espasmódico con sangre, de la vida!

Los marineros me llevaron preso,
me ajustaron las manos en lo oscuro,
morí temporalmente al sentirlo,
enseguida mi alma lamió el suelo de la cárcel privada,
y la gallina ciega de las imposibilidades me rodeaba
como un cinturón.

¡Salta, brinca, toma el freno con los dientes,
pegaso de hierro en brasas de mis ansias inquietas,
paradero indeciso de mi destino a motores!

He calle Walt:

¡Puerta hacia todo!
Puente para todo!
¡Carretera para todo!
Tu alma omnívora,
tu alma ave, pez, fiera, hombre, mujer,
tu alma de dos donde hay dos,
tu alma o una que son dos cuando dos son una,
tu alma flecha, rayo, espacio,
amplexo, nexo, sexo, Texas, Carolina, New York,
Brooklyn Ferry en la tarde,
Brooklyn Ferry de las idas y de las vueltas,
¡Libertad, democracy, siglo veinte a lo lejos!
¡purn, pum, pum, pum, pum,
PUM!

¡Tú, lo que eras, tú lo que veías, tú lo que oías,
el sujeto y el objeto, el activo y el pasivo,
aquí y allí, en todas partes tú,
círculo cerrando todas las posibilidades de sentir,
marco milenario de todas las cosas que pueden ser,
Dios Terminal de todos los sujetos que se imaginan que eres tú.
¡Tu Hora, tu Minuto, tu Segundo!
Tu intercalado, liberado, desfondado, ido,
intercalación, y liberación, ida, desfondamiento,
tu intercalador, liberador, desfondador, remitente,
comodín en todas las cartas,
nombre en todas las direcciones,
mercadería entregada, devuelta, siguiendo...
Tren de sensaciones y alma a kilómetros por hora,
por hora, por minuto, por segundo, ¡PUM!

Ahora que estoy casi muriendo y veo todo ya claro,
Gran Libertador, vuelvo sumiso a ti.

Sin duda tuve un fin adecuado a mi personalidad.
Sin duda porque se explicó, quise decir algo
pero hoy, mirando hacia atrás, sólo un ansia me queda—
No haber tenido tu calma superior por ti mismo,
tu liberación constelada de la Noche Infinita.

No tuve tal vez misión alguna sobre la tierra.

Ah que voy a llamar
al privilegio ruidoso y ensordecedor de saludarte
todo lo hormigueantemente humano del Universo,
todas las formas de todas las emociones
todos los hechizos de todos los pensamientos,
todas las ruedas, todos los volantes, todos los émbolos
del alma.

Ah que yo grito
y en un cortejo de Mí hasta que estallen en ti
con una algarabía metafísica y real,
con un barbarismo de cosas que pasan por adentro sin nexo

¡Ave, salve, viva, oh grande bastardo de Apolo,
amante impotente y fogoso de las nueve musas y de las gracias,
funicular del Olimpo hasta nosotros y de nosotros hasta
el Olimpo.

El cura de la iglesia de la esquina (fragmento de El Descuartizado) por RODRIGO RAMOS BAÑADOS




Me habían contado que al cura de la iglesia de la esquina de mi casa le gustaba agacharse desnudo y de espalda, ante un grupo de mocetones feligreses entre 15 y 21 años, delgados y duros de pecho. El cura de la iglesia de la esquina de mi casa imaginaba a un grupo de bailarines de ballet haciéndole una coreografía extraña, para después topetarles con su índice el pecho sudado y ya, con el dedo bien posicionado en el algodón áspero, bajarlo por el camino de la felicidad hasta el mástil.
No lo pensé, simplemente lo creí por fe.

Desde el día en que me lo contaron, lo difundí a todos mis conocidos.
Lo imaginaba arrodillado haciendo múltiples felatios, para luego en una habitación oscura castigarse con unos chicotazos en el lomo blanquizco por pervertido, por el pecado de la doble vida, por el pecado de la doble militancia, por el pecado de Marcel.
Comprobé que mis conjeturas sobre el cura sacaban más sonrisas que asombro, aunque yo buscaba esto último, tal vez por ingenuidad.
En el breve tiempo que conocí o compartí –reconozco las diferencias entre ambas palabras- con el cura Roberto, nunca preguntó mi impresión sobre él aunque era claro que yo, al igual que la mayoría del barrio, pensáramos lo mismo. Le hubiera contestado, en todo caso, que tenía la mejor imagen de su persona como representante de Dios en el barrio.

Un día una vecina llegó gritando que el cura había muerto. La cara se me calló. A la media hora reapareció contando que era un suicidio. La cara se me desfiguró. Media hora más tarde volvió diciendo que el cura se mató por amor. Yo no tenía la culpa. Fue en 1986, en esos invierno calurosos de antes.
Recuerdo bien el año, pero no el día. Fue el año de las protestas: los estudiantes de la Universidad del Norte yendo por Angamos con sus insultos y piedras toreando a los milicos que ponían sus mejores caras de perros. Recuerdo el ahogo picante de las lacrimógenas y las tanquetas de los milicos pasando frente a mi casa, frente a la universidad y a dos cuadras de la capilla.
En la entrada de la iglesia había una pequeña gruta donde sobresalía la figurilla de una virgen de yeso. Años después una barra brava decapitó a la virgen provocando la ira de los vecinos. Los diarios titularon como “sacrilegio”. Como esa barra brava, yo tampoco tenía respeto por ese fetiche mal hecho. Había visto vírgenes mejores. Varias veces había meado la gruta junto con un amigo. Lo hacíamos de noche, como a las diez. Disfrutábamos apagando las velas.
Un día el padre nos sorprendió con las pistolas en la mano (tal vez sintió el olor a pico). Quedamos congelados. No teníamos claro si habíamos cometido un delito. En el flashazo se nos aparecieron las caras de los pacos salvajes y de los presos esperando su turno. Se presentó como Roberto. Tenía las manos sudadas. Nos invitó a tomar una bebida.


Había un televisor recién comprado marca Sony y un VHS. Insistió que nos relajáramos mientras iba a la cocina. Nos sentamos en unos sillones –que también estaban nuevos por el plástico que los cubría- sin hacer mucho ruido. Imaginé al equipo de ballet durmiendo en las habitaciones. Eran las diez de la noche y algo.
-Me llamo Mirko-.
También le preguntó el nombre a mi amigo. La Coca Cola tenía poco gas. Era un jarabe malo. Quería saber de nuestros padres. Yo le dije que vivía con mi madre, que iba a la escuela y que me gustaba la película “La Guerra de las Galaxias”. Agarró una servilleta y se secó las manos. Sus dedos eran cortos y arrugados. Mi amigo tenía una familia normal.
-En la escuela me decían “Yedi yoda” porque coleccionaba las figuritas de “La Guerra de las Galaxias”. Era uno de mis varios sobrenombres. Había algunos que no me gustan como jorobado. Era por una mochila que me quedaba mal.
-Te puedo llamar Joaquín, si tu quieres- dijo con tono amigable mientras se arrancaba una uña de su meñique izquierdo.
-Así se llamaba el hermano de mi padre, era un buen hombre, muy religioso. Falleció a los 35 años en un accidente. No tuvo hijos-. Puso su mejor cara bonachona, como para darnos confianza y decirnos que simplemente éramos unos niños haciendo cosas de niños. Cuando nos llamó pensé que era para encerrarnos… se me ocurre que un baño para luego darnos con el chicote.
Me extrañó que a mi amigo no le pusiera un nombre, tal vez no le gustó. Claudio, mi amigo, era más bajo que yo, un poco más gordo y menos nervioso. La atención del cura estaba dirigida hacía mi. Se esmeraba por hacerme sentir especial, que me parecía a su hermano fallecido, que tenía cierto aire a niño europeo. Tengo los ojos claros, pero no era para decirme que podía pasear por las calles de Madrid como cualquier chico español. Ese guevón simplemente me quería cagar.

jueves, febrero 17, 2011

CARTA AL SEÑOR LEGISLADOR DE LA LEY DE ESTUPEFACIENTES por ANTONIN ARTAUD





Señor legislador

Señor legislador de la ley de 1916 aprobada por decreto de julio de 1917 sobre estupefacientes, usted es un castrado.
Su ley sólo sirve para fastidiar la farmacia del mundo sin beneficio alguno para el nivel toxicómano de la nación porque
1° La cantidad de toxicómanos que se proveen en las farmacias es insignificante;
2° Los auténticos toxicómanos no se proveen en las farmacias;
3° Los toxicómanos que se proveen en las farmacias son todos enfermos;
4° La cantidad de toxicómanos enfermos es insignificante en
comparación con la de los toxicómanos voluptuosos;
5° Las reglamentaciones farmacéuticas de la droga jamás
reprimirán a los toxicómanos voluptuosos y organizados;
6° Nunca dejará de haber traficantes;
7° Nunca dejará de haber toxicómanos por vicio, por pasión;
8° Los toxicómanos enfermos tienen un derecho imprescriptible sobre la sociedad y es que los dejen en paz.

Es por sobre todas las cosas un asunto de con ciencia. La ley de estupefacientes deja en manos del inspector-usurpador de la salud pública el derecho de disponer del sufrimiento de los hombres; es una arrogancia peculiar de la medicina moderna pretender imponer sus reglas a la conciencia de cada uno. Todos los berridos oficiales de la ley no tienen poder para actuar frente a este hecho de conciencia: a saber que soy mucho más dueño de mi sufrimiento que de mi muerte. Todo hombre es juez, y único juez, del grado de sufrimiento físico, o también de vacuidad mental que pueda verdaderamente tolerar. Lucidez o no, hay una lucidez que nunca ninguna enfermedad me podrá arrebatar es la lucidez que me dicta el sentimiento de mi vida física. Y si yo he perdido mi lucidez la medicina no tiene nada más que hacer que darme las sustancias que me permitan recuperar el uso de esta lucidez.
Señores dictadores de la escuela farmacéutica de Francia ustedes son unos sucios pedantes y hay algo que debieran considerar mejor: el opio es esa imprescriptible y suprema sustancia que permite reenviar a la vida de su alma a aquellos que han tenido la desgracia de haberla perdido. Hay un mal contra el cual el opio es irreemplazable y este mal se llama Angustia, en su variante mental, médica, psicológica, lógica o farmacéutica, como a ustedes les guste.
La Angustia que hace a los locos. La Angustia que hace a los suicidas.
La Angustia que hace a los condenados. La Angustia que la
medicina desconoce. La Angustia que su doctor no entiende.
La Angustia que arranca la vida.
La Angustia que corta el cordón umbilical de la vida.
Por su infame ustedes dejan en manos de gente en la que no tengo ninguna confianza, castrados en medicina,farmacéuticos de mierda, jueces fraudulentos, parteras, doctores, inspectores doctorales, el derecho a disponer de mi angustia, de una angustia que en mí es tan mortal como las agujas de todas las brújulas del infierno. ¡Convulsiones del cuerpo o del alma, no existe sismógrafo humano que permita a quien me mire, llegar a una evaluación de mi sufrimiento más exacta que aquella fulminante de mi espíritu!
Toda la incierta ciencia de los hombres no es superior al conocimiento inmediato que puedo tener de mi ser. Soy el único juez de lo que hay en mí.
Regresen a sus cuevas, médicos parásitos, y usted también señor Legislador Moutonnier que usted no delira por amor de los hombres sino por tradición de imbecilidad. Su ignorancia total de ese que es un hombre sólo es equiparable a su idiotez pretendiendo limitarlo. Deseo que su ley caiga sobre su padre, su madre, su mujer y sus hijos y toda su posteridad. Mientras tanto yo aguanto su ley.

POETA NEGRO por ANTONIN ARTAUD




Poeta negro, te obsesiona
un seno de doncella poeta amargo, la vida se agita
y arde la ciudad y el cielo se diluye en agua,
y tu pluma punza el corazón de la vida.

Selva, selva, ojos irisados
sobre pináculos que se multiplican hilos de tormenta,
los poetas montan caballos, montan perros.

Los ojos se enardecen, las lenguas giran
el cielo fluye hacia las fosas nasales
como una leche azul y nutritiva;
estoy atento a sus bocas mujeres,
rígidos corazones de vinagre.

COMUNIÓN PLENARIA por OLIVERIO GIRONDO




LOS NERVIOS se me adhieren
al barro, a las paredes,
abrazan los ramajes,
penetran en la tierra,
se esparcen por el aire,
hasta alcanzar el cielo.

El mármol, los caballos
tienen mis propias venas.
Cualquier dolor lastima
mi carne, mi esqueleto.
¡Las veces que me he muerto
al ver matar un toro!...

Si diviso una nube
debo emprender el vuelo.
Si una mujer se acuesta
yo me acuesto con ella.
Cuántas veces me he dicho:
¿Seré yo esa piedra?

Nunca sigo un cadáver
sin quedarme a su lado.
Cuando ponen un huevo,
yo también cacareo.
Basta que alguien me piense
para ser un recuerdo.

[TRACK II ] por PABLO ESPINOZA BARDI




“Era muy sencillo. Los veía de la misma forma

en que una bestia contempla a los corderos”.

(Anatoli Onoprienko).



Adelanto al track 8. Para entonces Barry Adamson ejecuta “Mr. Eddy theme 1”. Eso me tranquiliza un poco. La brisa nocturna refresca mi cabeza y todas las lucecitas dispuestas en el taxi me agradan, siempre me han agradado. De cierta forma me tranquilizan. Pago la carrera. Para entonces estaba en el track 15… I put a spell on you de Manson, eso me motiva. Me bajo y cierro la puerta, tomo mi mochila, la tiro a mi espalda y apago el mp4. La transmisión fue todo un éxito. La sintonización fue perfecta. Los números concuerdan… si, es aquí. Estoy listo.

***

Mira, no me caliento mucho la cabeza. Sólo debes relajarte… la historia es simple como podrás darte cuenta. Yo soy la enfermedad que carcome esta ciudad desde abajo, soy el arcano mayor sin número que viene a distorsionar tú patética realidad de pelolais… ya tranquila, no llores. Lo que haya pasado antes en verdad no importa. Solo déjame disfrutar de este cigarrillo. Que agradable, mira como se consume… tranquila, aun tenemos tiempo, además, se me ocurre contarte una historia… de esas reales que dejan los pelos de punta. Si te sientes incómoda en esa silla házmelo saber moviendo la cabecita… ya, tranquila ¿te aprieta la cuerda? no llores, se que te incomoda verlos tirados en el suelo, es un verdadero desastre ¿verdad? Bueno… al fin y al cabo es tu familia…. La verdad son cosas que pasan y tengo documentos médicos que lo acreditan…, pero no pido que sientas compasión hacia mí. Lamentablemente cumples con el “nicho estratégico” en el cual me gusta trabajar. Las transmisiones son cada vez más seguidas, más no te puedo decir. Las pastillas canalizan al dial y todo lo demás es música clásica. Las pastillas cumplen y hacen lo suyo. Imagínate… todas esas drogas acumuladas desde mi adolescencia te pudren por dentro y te prenden el cerebro como arbolito de pascua… ¿puedo apagar el cigarro? ¿donde lo quieres? ¿en tus piernas? Tienes buenas piernas ¿practicas algún deporte? si quieres paso mi lengua para que no queme demasiado… mira, no iré con rodeos. La verdad quiero que sepas que vas a sufrir mucho… así qué… ¡sonríe! ¡Estás en la T.V!

***

No hay mejor satisfacción que ver un trabajo bien hecho… de adelantar y rebobinar la cinta cuantas veces sea necesario. De apreciar los detallas. De aplicar tracking. De colocar pausa y encender un cigarrillo… después, sólo queda recapacitar por lo sucedido.

[RW <<] Enciendo otro << saco la cajetilla << y me limpio la cara << aplasto y levanto << mi rostro se transforma y << todo es un desastre << aplasto y levanto << aplasto y levanto << aplasto y levanto << siento un alivio a la inversa << y es algo muy extraño << aplasto y levanto << aplasto y levanto << todo retorna << aplasto y levanto << el cuerpo en el suelo ya no reacciona << aplasto y levanto << aplasto y levanto << la locura se (des)apodera de la habitación << << el piso retumba << aplasto y levanto << aplasto y levanto << el suelo hace contacto con el acero << las luces parpadean demasiado << y se crean formas terribles << aplasto y levanto << aplasto y levanto << me tiemblan las manos << aplasto y levanto << aplasto y levanto << aplasto y levanto << me tiemblan las manos << la cabeza vuelve a su forma original << aplasto y levanto << aplasto y levanto << mis zapatillas se limpian << el cuerpo reacciona << y grita << aplasto y levanto << grita más fuerte << más fuerte << más fuerte << PAUSE//. [FF >>] Enciendo un cigarrillo >> sonrío y >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> ELLA grita >> llora >> suplica >> convulsiona >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> mis zapatillas se ensucian >> Levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> mis manos tiemblan >> estoy muy cansado >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> ya puedo sentir el suelo >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> todo da vueltas >> los espasmos del cuerpo se detienen >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> mi camisa se ensucia >> levanto y aplasto >> mis manos se ensucian >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> mi rostro se ensucia y se transforma >> levanto y aplasto >> levanto y aplasto >> el cigarrillo se apaga >> STOP//.

¿Ven lo qué les digo?

Y SI DESPUÉS DE TANTAS PALABRAS... por CESAR VALLEJO



¡Y si después de tantas palabras,
no sobrevive la palabra!
¡Si después de las alas de los pájaros,
no sobrevive el pájaro parado!
¡Más valdría, en verdad,
que se lo coman todo y acabemos!
¡Haber nacido para vivir de nuestra muerte!
¡Levantarse del cielo hacia la tierra
por sus propios desastres
y espiar el momento de apagar con su sombra su tiniebla!
¡Más valdría, francamente,
que se lo coman todo y qué más da...!
¡Y si después de tanta historia, sucumbimos,
no ya de eternidad,
sino de esas cosas sencillas, como estar
en la casa o ponerse a cavilar!
¡Y si luego encontramos,
de buenas a primeras, que vivimos,
a juzgar por la altura de los astros,
por el peine y las manchas del pañuelo!
¡Más valdría, en verdad,
que se lo coman todo, desde luego!
Se dirá que tenemos
en uno de los ojos mucha pena
y también en el otro, mucha pena
y en los dos, cuando miran, mucha pena...
Entonces... ¡Claro!... Entonces... ¡ni palabra!
Calor, cansado voy con mi oro, a donde
acaba mi enemigo de quererme.
¡C'est Septembre attiédi, por ti, Febrero!
Es como si me hubieran puesto aretes.
París, y 4, y 5, y la ansiedad
colgada, en el calor, de mi hecho muerto.
¡c'est Paris, reine du monde!
Es como si se hubieran orinado.
Hojas amargas de mensual tamaño
y hojas del Luxemburgo polvorosas.
iC'est 1'été, por ti, invierno de alta pleura!
Es como si se hubieran dado vuelta.
Calor, París, Otoño, ¡cuánto estío
en medio del calor y de la urbe!
¡C'est la vie, mort de la Mort!
Es como si contaran mis pisadas.
¡Es como si me hubieran puesto aretes!
¡Es como si se hubieran orinado!
¡Es como si te hubieras dado vuelta!
¡Es como si contaran mis pisadas!
Un pilar soportando consuelos,
pilar otro,
pilar en duplicado, pilaroso
y como nieto de una puerta oscura.
Ruido perdido, el uno, oyendo, al borde del cansancio;
bebiendo, el otro, dos a dos, con asas.
¿Ignoro acaso el año de este día,
el odio de este amor, las tablas de esta frente?
¿Ignoro que esta tarde cuesta días?
¿Ignoro que jamás se dice < nunca» , de rodillas?
Los pilares que vi me están oyendo;
otros pilares son, doses y nietos tristes de mi pierna.
¡Lo digo en cobre americano,
que le debe a la plata tánto fuego!
Consolado en terceras nupcias,
pálido, nacido,
voy a cerrar mi pila bautismal, esta vidriera,
este susto con tetas,
este dedo en capilla,
corazónmente unido a mi esqueleto.
A1 cavilar en la vida, al cavilar
despacio en el esfuerzo del torrente,
alivia, ofrece asiento el existir,
condena a muerte;
envuelto en trapos blancos cae,
cae planetariamente
el clavo hervido en pesadumbre; cae!
(Acritud oficial, la de mi izquierda;
viejo bolsillo, en sí considerada, esta derecha.)
¡Todo está alegre, menos mi alegría
y todo, largo, menos mi candor,
mi incertidumbre!
A juzgar por la forma, no obstante, voy de frente,
cojeando antiguamente,
y olvido por mis lágrimas mis ojos (Muy interesante)
y subo hasta mis pies desde mi estrella.
Tejo; de haber hilado, héme tejiendo.
Busco lo que me sigue y se me esconde entre arzobispos,
por debajo de mi alma y tras del humo de mi aliento.
Tal era la sensual desolación
de la cabra doncella que ascendía,
exhalando petróleos fatídicos,
ayer domingo en que perdí mi sábado.
Tal es la muerte, con su audaz marido.

PELIGROSO

martes, febrero 15, 2011

CERVEZA por CHARLES BUKOWSKI




No sé cuántas botellas de cerveza
consumí mientras esperaba que las cosas
mejoraran.
No sé cuanto vino, whisky
y cerveza,
principalmente cerveza
consumí después
de haber roto con una mujer
esperando que el teléfono sonara
esperando el sonido de los pasos,
y el teléfono no suena
sino mucho más tarde
y los pasos no llegan
sino mucho más tarde.
Cuando el estómago se me sale
por la boca,
ellas llegan frescas como flores en primavera:
-"¿Qué carajo hiciste?
Llevará tres días antes de que puedas cogerme"
Una hembra dura más
vive siete años y medio más
que el macho, y toma muy poca cerveza
porque sabe que es mala para la
silueta.
Mientras nos volvemos locos
ellas están fuera
bailando y riendo
con muchachos divertidos.
Bueno, hay cerveza
bolsas y bolsas de botellas vacías de cerveza
y cuando levantás una
se desfonda
y las botellas caen
rodando
entrechocándose
derramando ceniza gris húmeda
y cerveza vieja
o las bolsas caen a las 4
de la mañana
produciendo el único sonido en tu vida.
Cerveza
ríos y mares de cerveza
cerveza, cerveza, cerveza.
La radio pasa canciones de amor
mientras el teléfono permanece en silencio
y las paredes se ciernen
y cerveza es todo lo que hay.

VAMOS A GUARDAR ESTE DÍA...por JAIME SABINES




Vamos a guardar este día
entre las horas, para siempre,
el cuarto a oscuras,
Debussy y la lluvia,
tú a mi lado, descansando de amar.
Tu cabellera en que el humo de mi cigarrillo
flotaba densamente, imantado, como una mano
acariciando.
Tu espalda como una llanura en el silencio
y el declive inmóvil de tu costado
en que trataban de levantarse,
como de un sueño, mis besos.

La atmósfera pesada
de encierro, de amor, de fatiga,
con tu corazón de virgen odiándome y odiándote.
todo ese malestar del sexo ahíto,
esa convalecencia en que nos buscaban los ojos
a través de la sombra para reconciliarnos.
Tu gesto de mujer de piedra,
última máscara en que a pesar de ti te refugiabas,
domesticabas tu soledad.
Los dos, nuevos en el alma, preguntando por qué.
Y más tarde tu mano apretando la mía,
cayéndose tu cabeza blandamente en mi pecho,
y mis dedos diciéndole no sé qué cosas a tu cuello.
Vamos a guardar este día
entre las horas para siempre.

CONSIDERANDO EN FRÍO, IMPARCIALMENTE...




Considerando en frío, imparcialmente,
que el hombre es triste, tose y, sin embargo,
se complace en su pecho colorado;
que lo único que hace es componerse
de días;
que es lóbrego mamífero y se peina...
Considerando
que el hombre procede suavemente del trabajo
y repercute jefe, suena subordinado;
que el diagrama del tiempo
es constante diorama en sus medallas
y, a medio abrir, sus ojos estudiaron,
desde lejanos tiempos,
su fórmula famélica de masa...
Comprendiendo sin esfuerzo
que el hombre se queda, a veces, pensando,
como queriendo llorar,
y, sujeto a tenderse como objeto,
se hace buen carpintero, suda, mata
y luego canta, almuerza, se abotona...
Considerando también
que el hombre es en verdad un animal
y, no obstante, al voltear,
me da con su tristeza en la cabeza...
Examinando, en fin,
sus encontradas piezas, su retrete,
su desesperación, al terminar su día atroz, borrándolo...
Comprendiendo
que él sabe que le quiero,
que le odio con afecto y me es, en suma, indiferente...
Considerando sus documentos generales
y mirando con lentes aquel certificado
que prueba que nació muy pequeñito...
le hago una seña,
viene,
y le doy un abrazo, emocionado.
¡Qué mas da! Emocionado... Emocionado...

CANTO A NUESTRA POSICIÓN por ROQUE DALTON




Nos preguntan los poetas de aterradores bigotes,
los académicos polvorientos, afines de las arañas,
los nuevos escritores asalariados,
que suspiran porque la metafísica de los caracoles
les cubra la impudicia:

¿Qué hacéis vosotros de nuestra poesía azucarada y virgen?
¿Qué, del suspiro atroz y los cisnes purísimos?
¿Qué, de la rosa solitaria, del abstracto viento?
¿En qué grupo os clasificaremos?
¿En qué lugar os encasillaremos?

Y no decimos nada.

Y no decimos nada.
Y no decimos nada.

Porque aunque no digamos nada,
los poetas de hoy estamos en un lugar exacto:
estamos
en el lugar en que se nos obliga
a establecer el grito.
(Ah, cómo me dan risa los antiguos poetas
empecinados en vendarse los ojos
y en embadurnar de pétalos y de pajarillos famélicos
la giba del dolor anonadante
que se encarama sólida
encima del hombro positivo universal
desde el primer amanecer y el primer viento,
y que se olvidaron del hombre)
Estamos
en el lugar exacto que la noche precisa
para ascender al alba.
(Muchos poetas inclinaron sus insomnios antiguos
sobre la fácil almohada azul de la tristeza.
Construyeron ciudades y astros y universos
sobre la anatomía mediocre
de un nido de muñecas cristalinas
y exilaron la voz elemental
hasta planos altísimos, desnudos
de la raíz vital y la esperanza.
Pero se olvidaron del hombre)
Estamos
en el lugar donde se gesta definitivamente
la alegría total que se atará a la tierra.
(Ay, poetas,
¿Cómo pudisteis cantar infamemente
a las abstractas rosas y a la luna bruñida
cuando se caminaba paralelamente al litoral del hambre
y se sentía el alma sepultada
bajo un volcán de látigos y cárceles,
de patrones borrachos y gangrenas
y oscuros desperdicios de vida sin estrellas?
Gritasteis alegría
sobre un hacinamiento de cadáveres,
cantasteis al plumaje regalón
y las ciudades ciegas,
a toda suerte de tísicas amantes;
pero os olvidasteis del hombre)
Estamos
en el lugar donde comienza el astillero
que va a inundar los mares con sonrisas lanzadas.

(Ay, poetas que os olvidasteis del hombre,
que os olvidasteis
de lo que duelen los calcetines rotos,
que os olvidasteis
del final de los meses de los inquilinos,
que os olvidasteis
del proletario que se quedó en una esquina
con un bostezo eterno inacabado,
lleno de balas y sin sangre,
lleno de hormigas y definitivamente sin pan,
que os olvidasteis
de los niños enfermos sin juguetes,
que os olvidasteis
del modo de tragar de las más negras minas,
que os olvidasteis
de la noche de estreno de las prostitutas,
que os olvidasteis de los choferes de taxi vertiginosos,
de los ferrocarrileros
de los obreros de los andamios,
de las represiones asesinantes
contra el que pide pan
para que no se le mueran de tedio
los dientes en la boca,
que os olvidasteis
de todos los esclavos del mundo,
ay, poetas,
¡cómo me duelen
vuestras estaturas inútiles!)

Estamos en el lugar en que se encuentra el hombre.
Estamos en el lugar en que se asesina al hombre,
en el lugar
en que los pozos más negros se sumergen en el hombre.
Estamos con el hombre
porque antes muchísimo antes que poetas
somos hombres.
Estamos con el pueblo,
porque antes, muchísimo antes que cotorros alimentados
somos pueblo.
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al hombre!
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al hombre!
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al Pueblo!
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al Pueblo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...