domingo, febrero 19, 2017

UN POETA EN EL HOSPITAL por BUNKER


A Juan Santander

Quién sabe de la insidia del tiempo,
de su enorme e ingrata espalda
que impide ver la creciente luz del nuevo día.

Hay un poeta que agoniza
en hospital público,
que enfila hacia la oscura nada.

Él que conoció el sol de estas mismas calles
vendiendo versos con olor a marejada,
él que a veces tuvo sonrisas para entregar
acompasa su todo envuelto en una cama.

Inerte duerme quien tiraba
lienza al mar en busca de sueños
y aquí nadie se entera, nunca alguien
informa que un poeta se marcha respiro a respiro.

Ni Fonosa, ni amigos, ni quienes pernoctan
saben del hálito que se apaga de su solvencia marina.
Él que escribió: «¡Como en volutas de humo/
Se me fue tu cariño!», se va detrás.

Es solo un poeta quien decae,
quien se enferma de olvido,
al que el abandono emponzoña fin,
del que la prensa nada informará.

Sigan con sus quehaceres, es verano,
es día de paga, el cielo tiene el color 
que siempre deseaste y la vida
parece un sitio cálido por el que transitar.

Pero en un hospital publico
un poeta ha muerto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...